Objetivo: divertirse en el deporte

A menudo, en el ámbito del deporte escuchamos:"“lo importante es participar" pero, ¿merece la pena si no te diviertes?

2

¿Hola lectores de Cantabria DModa!

Aunque, personalmente, creo que la idea de divertirse debería estar igual de presente en un niño que en un deportista de élite, en este post me centraré en la etapa de entre 5 y 10 años. Durante este ciclo es vital que vean el deporte como algo en lo que van a disfrutar, un rato para divertirse con los amigos. En ocasiones, es difícil intuir si a un niño le gusta más el baloncesto, el fútbol o el tenis.

Por esta razón, los padres, debemos incitarles a que prueben, pero siempre sin olvidar que deben ser ellos quienes decidan si quieren practicar algún deporte o no y en caso afirmativo, por cual se deciden. Hay que apartar de nuestro vocabulario las palabras ‘bueno’ y ‘malo’ a la hora de calificar a los niños que practican un deporte porque lo único que conseguiremos es añadir presión a algo que tiene que ser divertido.

Entre los muchos aspectos positivos que tiene el deporte esta la socialización. A través de la diversión empezará a ver a aquellos que juegan con él como amigos desarrollando los valores del compañerismo y la amistad.

Afortunadamente, tuve la oportunidad de entrenar durante dos temporadas a un equipo de fútbol de siete y ocho años. Es emocionante ver cómo, a la vez que hacen ejercicio y se divierten, poco a poco mejoran. Sin embargo, también viví una de las partes oscuras del deporte: los padres que anteponen el éxito a la diversión. Desgraciadamente, muchos piensan que sus hijos van a ser superestrellas y poco importa si se lo pasan bien o no.

Con este tipo de actitudes llegan los comentarios desafortunados e incluso las disputas con otros padres que tienen una visión completamente distinta a la suya. En esta situación, el niño sufre. Ya en casa recibe una serie de instrucciones contrarias a las de su entrenador provocando que, en ocasiones, llegue al punto de querer abandonar la práctica de ese deporte. De hecho, según algunos estudios realizados por el Consejo de Deportes de la Juventud de Estados Unidos, cerca del 70% de los jóvenes abandonan las ligas deportivas, antes de los trece años, por sentirse demasiado presionados por sus propios padres. Datos como estos deberían hacernos ver que el principal objetivo de practicar deporte es divertirse ya que, si el éxito tiene que llegar, llegará.


Con el paso de los años, el entrenador o la persona encargada del grupo, a la vez que debe adaptarse a cada niño en particular, deberá ir mostrando una serie de pautas que todos deben cumplir. Algunos aceptan la derrota mejor que otros y siempre hay pequeñas discusiones que requieren mucho tacto ya que nunca hay que olvidar que estamos hablando de niños. Con todo esto, creo que indicar una serie de comportamientos para que todos los lleven a cabo, es una manera de mostrar que todos son iguales y a partir de ahí, a disfrutar.

Atletismo, tenis, waterpolo o fútbol. Todos y cada uno de los deportes surgieron con un único fin: divertirse. Así que papás y mamás, ¿quiénes somos nosotros para cambiar esto?

Espero haberos despertado el interés por el infinito mundo del deporte y no olvidéis que cualquier sugerencia o comentario siempre será bien recibido.

El próximo domingo más y mejor. Hasta entonces nos vemos en Facebook, Instagram y Twitter.

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo Alex, siempre hay algún papá convirtiendo diversión en discusión. Durante años he visto algún que otro papá frustrado, insultar y desautorizar al entrenador como si le fuera la vida en ello, cuando en realidad los niños tienen más deportividad y compañerismo que para sí quisieran ellos. Estamos en una época en la que los padres desbordan y saturan a sus hijos por algo tan nimio e innecesario como ” mi hijo es el mejor”, el que mejor juega, el que mejor habla inglés, el que mejor nada, toca un instrumento y un largo etc de sobra conocido. Dejen que los niños sean niños , se diviertan y jueguen porque como bien dices en el articulo , divirtiéndose es como mejor se aprende.
    Un placer leerte.

    • Muchas gracias Emma!! Desgraciadamente así es, esperemos que poco a poco esto vaya desapareciendo aunque la verdad que es complicado.

Comments are closed.