Recordando el Teatro Pereda

Artistas tan exitosos como Gila, Lola Flores, Antonio Molina, Conchita Piquer, Raphael o Antonio Machín pisaron sus camerinos y escenario. Te cuento cómo nació y murió un teatro en Santander

0

Todos los santanderinos que tuvieron la suerte de conocerlo y asistir a los espectáculos que se ofrecieron en su escenario, recuerdan el Teatro Pereda. Y con mucha nostalgia. Al ser demolido en 1966 la ciudad perdió una joya de valor  incalculable.

El Pereda, gran obra del arquitecto Eloy Martínez del Valle que sustituyó en el cariño popular al incendiado Principal, fue inaugurado el 1 de julio de 1919 con la representación “El alcalde de Zalamea” a cargo de la compañía del prestigioso actor catalán Enrique Borrás, estrella escénica de la época. O sea, que el estreno fue por todo lo alto.

Pasarían después por sus 21 camerinos artistas tan exitosos como Gila, Lola Flores, Antonio Molina, Conchita Piquer, Raphael, Antonio Machín, etc. Es decir, todas las estrellas de la música y también del teatro, revista, zarzuela, variedades, etc. La sala –formato de herradura, con excelentes dibujos de Gerardo de Alvear en techo y vestíbulo– se empleó también como recinto cinematográfico e incluso albergó sesiones del Festival Internacional de Santander, pues sus condiciones acústicas eran de inmejorable calidad y el aforo muy notable: 1.700 localidades, que se dice pronto.

En los tiempos de esplendor de ‘el Pereda’ (así se le denominaba coloquialmente), no estaban los bolsillos tan boyantes para hacerlo con frecuencia. Por tanto cuando las limitaciones económicas lo permitían, ir al recinto resultaba sinónimo de super-fiesta. Evocar un teatro tan excelente implica activar emotivos e inolvidables pasajes del ayer de la capital y sus habitantes. Por esa razón ‘el Pereda’ permanece eternamente vivo en la memoria sentimental del pueblo. Su huella es, sí, indeleble.

Artículo anterior¿Sabes cuáles son las plagas más comunes en verano?
Artículo siguienteCombate el estrés con ejercicio físico
Javier Rodríguez

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido locutor y presentador de programas en Radio Torrelavega, COPE Cantabria y Punto Radio Santander. Desde sus populares emisiones radiofónicas fue el promotor de los monumentos que el Ayuntamiento de Santander erigió en la ciudad al cantante Jorge Sepúlveda y los payasos ‘Hermanos Tonetti’. En televisión ha presentado Informativos y programas de entrevistas en Canal 8 DM TV. Escribe artículos de actualidad y la sección “El Mirador” en El Diario Montañés, periódico líder en ventas y difusión en Cantabria. Ha ofrecido diversas conferencias, imparte el curso “Aprender a hablar en público’ y es autor de los libros ‘Manual para un espectador de circo’, ‘La televisión y los españoles’, ‘Risas y lágrimas. Historia de los payasos españoles’, ‘La paz, un difícil camino. 8 días con el ejército español en Bosnia-Herzegovina’, ‘El perfume del alma’ y ‘Lo que el tiempo se llevó’. Además, es profesor de la asignatura ‘Habilidades de Comunicación’ en el Centro Universitario CESINE, de Santander.