Deliciosa receta de crêpes de morcilla y pera

Si a tus cenas estivales no quieres llevar siempre el postre, te propongo una receta salada que hará la delicias de tus invitados

0

La morcilla es un producto que suele estar presente en muchas neveras. Si algo me apasiona del cerdo es que de él todo se aprovecha. Con su sangre, arroz y especias se elaboran unas morcillas deliciosas, y en cada provincia existen recetas diferentes: dulces, saladas, picantes… podéis elegir la que más os guste y combinarla con pera o manzana, al gusto de cada uno. Animaos a probar este pastel de crepés y morcilla; es delicioso y muy fácil de elaborar. ¡Endulzaos la vida!

Ingredientes:

Para los crepés:

  • 2 huevos L.
  • 100gr. Mantequilla derretida.
  • 300 ml. De leche entera.
  • 200 gr. De harina tamizada.
  • Sal al gusto de cada uno.

Para el relleno:

  • 1 morcilla.
  • 3 peras conferencia o blanquilla.
  • Piñones naturales sin tostar ( 50 gr.).
  • Mantequilla.
  • 1 cucharada de azúcar en grano.

Preparación de la masa de crêpes

1- Poned en un bol la mantequilla derretida y enfriada.2- Añadid la harina tamizada poco a poco.3- Añadid los dos huevos a temperatura ambiente y la sal. Mezclad bien.4- Añadid la leche poco a poco.5- Cubrid el bol con film y dejad reposar la masa de crepés durante 30 minutos.

Para preparar el relleno de morcilla:

6- Pelad las peras y troceadlas. Preparad una sartén con un poco de mantequilla y echad las peras troceadas.7- Añadid una cucharada de azúcar.8- Cuando las peras tengan color miel, retirad del fuego y reservar.9- Por otro lado, poned la morcilla a coced para desengrasar.11- Añadid al salteado de pera y ponedlo a fuego lento.12- Añadid los piñones y rehogar.13- Rellenad cada capa de crepés con el relleno que hemos preparado.¡Y listo! ¡Hasta el próximo sábado!

María Malo

 

Artículo anteriorLibros para este verano
Artículo siguienteEroski vende 103 perfumerías If al grupo alemán Douglas
María Malo
Navarra de nacimiento, cántabra de corazón, María Malo (by La Dulce Vida de Mary) nació, creció y sigue trabajando entre harinas, dulces y chocolates. Tan inquieta como dicharachera y cercana, no puede ocultar su pasión golosa, la cual compagina con su faceta de empresaria y su gusto por la moda, el estilo, la decoración y los buenos modales. Habitual en revistas de fin de semana y programas de televisión, cada vez camina más por nuestra tierra, entre Suances y Santander.