‘Mandaloriano’

Como ya os avisé, el universo de la Guerra de las Galaxias ocupa un espacio importante en mi vida y, por lo tanto, en mi colección de camisetas

0

Hasta el momento hemos visto camisetas claras, quizá más relacionadas con el verano, si seguimos la máxima de que, en época estiva,l la paleta de colores se aclara mucho. Os advierto de que en el mundo de las camisetas (frikis) los dictados de la moda no nos afectan mucho, por lo que puedo deciros que quizá ha sido pura casualidad, eso o que los dictados de la moda calan más en nosotros de lo que nosotros mismos podemos pensar.

El caso es que esta camiseta es de las más oscuras que tengo en la ‘pila’, exceptuando alguna camiseta negra, que me pongo en contadas ocasiones pues no es un color que me entusiasme, tranquilos, ya os las mostraré, pues una de ellas sí que es una verdadera joya en el mundo de la memorabilia Star Wars.

Boba Fett

El personaje que protagoniza la camiseta de hoy es el segundo en una saga galáctica de famosos cazarrecompensas. De nombre Boba y apellido Fett. En realidad es un clon, calcado al resto de Soldados Clon creados para el Gran Ejército de la República Galáctica en el planeta Kamino, pero Boba al contrario que el resto, no fue alterado para su rápido crecimiento y es adoptado por Jango, que es a la sazón el modelo en el que se basan los Soldados Clon (y el mismo Boba).

Marca enormemente su vida el hecho de que un Jedi (Mace Windu) segara la vida de su padre adoptivo en la batalla de Geonosis, lo que hace que siguiera los pasos profesionales de Jango, y sintiera sintonía con aquellos que buscaban la destrucción de los Jedi, el Imperio Galáctico.

Esto ocurre en el año galáctico 32 ABY (Antes de la Batalla de Yavin. Os recuerdo que esta batalla es la que implicó la destrucción de la Primera estrella de la Muerte). De aquí en adelante, Boba, pese a su corta edad, se hizo un nombre como cazarrecompensas, y llegó a trabajar para Jabba el Hutt primero y más tarde para Darth Vader ya bajo el Imperio Galáctico (año galáctico 19 era ABY).

Su misión más importante, la que le aportó mayor beneficio, fue la caza de Han Solo y su custodia hasta el palacio de Jabba en Tatooine en aquel icónico bloque de carbonita en el que le sumió Darth Vader pues Boba Fett había insistido en que quería al Capitán con vida. Su trabajo con el Imperio le vale incluso el reconocimiento del propio Lord Vader “Veo por qué te llaman el mejor cazarrecompensas de la Galaxia” le llegó a decir.

De los más queridos de toda la saga

Para mí, así como para muchos amantes del universo Star Wars, este personaje pertenece al reducido ramillete de los más queridos de toda la saga, quizá por su historia, quizá por su uniforme, ‘mandaloriano’, estatus que -a pesar de su atuendo- sólo adquiere ya al final de su vida, cuando lidera al ejército de este planeta en el universo expandido (Star Wars en cómic no película), y tras la Segunda Guerra Civil Galáctica.

De nuevo vemos como en el mundo friki abundan los personajes con vidas intensas, profundas y que los acercan mucho a nuestro propio mundo. Quizá por eso los queremos tanto, ¿no?

Artículo anteriorUna cántabra entre las 10 finalistas al premio Joven Agricultor Nacional Innovador
Artículo siguiente“El arte tiene que llegar al corazón siempre, más que a la vista”
Alfonso Tomé

Soy Alfonso Tomé, vivo y trabajo en un mundo de ciencias desde mi visión de letras, siempre al revés, siempre siguiendo mi propio camino. Se trata de aprender y tratar de hacer cada día una cosa diferente, siempre sumando y aportando para mejorar lo ya existente.

La tecnología, todo lo relacionado con el mundo empresarial y la comunicación son mis pasiones, y eso lo vuelco a diario en Top Hat Estudio y Top Hat Technology, desde donde lucho por hacer un mundo mejor para nuestros hijos, y también desde casa, por hacer unos hijos mejores para este mundo.

Friki y algo geek. Hablo de todo lo anterior en radio, con La Tuitertulia, tv e incluso formando a otros en la Universidad de Cantabria. Por supuesto también en mis perfiles en redes. Siempre conectado.