Desvela el truco de sus fotografías en redes sociales

La modelo de tallas grandes Iskra Lawrence muestra a sus seguidores cómo consigue salir espectacular en sus fotos

0

Al margen de la fotogenia, existen algunos trucos para parecer más esbeltos en las fotografías, tal y como ha demostrado la modelo de tallas grandes Iskra Lawrence, famosa por su lucha contra los estándares de belleza alejados de la realidad.

Así, la joven comparte sus trucos con todos aquellos que quieran lucir perfectos en las fotografías, tengan el cuerpo que tengan.

Lawrence, de 27 años, muestra en una serie de fotografías, el antes y el después al usar estos trucos, como poner las piernas de lado para disimular los michelines; alejar el brazo del cuerpo inclinándolo hacia atrás, para que éste no aparezca en primer plano; o poner la lengua en el paladar para disimular la papada.

Una mujer real

Es una de las máximas que los ‘coachs’ enseñan a aquellos que buscan más éxito en su trabajo: hazte notar, destaca, diferénciate del resto. Y parece que la modelo británica Iskra Lawrence aprendió bien la lección, pues gracias a las fotos que cuelga en las redes sociales sus contratos se multiplicaron y, de paso, ha logrado conciencier sobre un problema, el de la belleza irreal en los medios de comunicación.

La joven, que vive Worcestershire (Reino Unido), sube continuamente fotos a sus cuentas en las que aparece tal y como es, sin filtros que corrijan los defectos, como es habitual en la mayoría de usuarios que viven de vender su imagen.

Iskra Lawrence –gerente editorial del sitio web de moda, belleza y estilo Runway Riot-, defiende el uso de la talla 42 y está en contra del uso del Photoshop porque, como ella misma escribió en Instagram, «¿quién dice que la celulitis sea un defecto? Cada uno decide en qué consiste la belleza».

De hecho, todas sus fotos de Instagram van acompañadas de comentarios relacionados con la aceptación del físico y de etiquetas como #everyBODYisbeautiful. Incluso llama a las estrías y a la celulitis «rayas de tigre» o «relámpagos de celulitis».