Chalk paint: el remedio a la pereza que produce pintar

Ya no tenemos excusa a la hora de reformar nuestra casa. Con esta pintura y casi sin esfuerzo podemos hacer que nuestro hogar sea digno de las mejores revistas de decoración

0

Que la pintura Chalk paint es ya un clásico entre los que aprovechamos hasta las tapas de las latas de berberechos, no es ninguna novedad pero sí lo es que la mayoría no le sacamos ni la mitad del provecho que podríamos. Más allá de recuperar la mesilla de noche de casa de la abuela o la cómoda de la entrada, podemos usar la pintura a la tiza para un sinfín de manualidades. Hoy os queremos enseñar cuáles son son y cómo hacerlo.

Pero antes vamos a saber qué es la auténtica Chalk Paint. Para que pueda llamarse así, la mezcla ha de tener más del 35 % de tiza, si contiene menos, no se conseguirá el efecto que queremos. Así que podemos decir que cuanta más tiza contenga, mejor será el acabado y más bonito el resultado.

Ya en el siglo XVI se usaba esta técnica para pintar, por lo que no podemos decir que sea un invento de nuestra época. Pero lo que sí podemos afirmar es que Annie Sloan ha sido una embajadora perfecta con su marca registrada CHALKPAINT y en su web podréis encontrar todo lo necesario para decorar: pinceles, rodillos, plantillas, telas, una extensísima gama de colores… y mil y una ideas que os inspirarán a la hora de cambiar de estilo vuestro hogar.

Lo mejor de esta técnica es que no necesitas imprimar ni decapar los muebles antes de pintarlos, que no es tóxica y no huele. Puede extenderse una capa para cubrir toda la superficie o diluirla en agua para que se vea la madera así como usarse en telas, tapizados, hierro, madera… Un sinfín de posibilidades con un solo material.

Recuperar un mueble antiguo, viejo o que, seguramente nos parezca feo y sin remedio.

Es la primera utilidad que nos viene a la cabeza cuando descubrimos el ‘milagro’ del chalk paint. Lo mejor es que no tendremos que lijar, ni aplicar una imprimación que es el primer impedimento que se nos presenta cuando queremos ponernos en modo ‘decohogar’. Limpiamos bien la superficie, la secamos y listo para darle un nuevo aire más retro, vintage, clásico, moderno, industrial… Lo que mejor combine con el entorno.

Foto publicada en Pinterest por www.confessionsofaserialdiyer.com

*****************************

Pintar telas que ya nos aburren o desentonan con el resto de la estancia.

Reconozco que esta opción también me sorprendió pero la verdad es que es un acierto. ¿Cuántas telas como cortinas, caminos de mesa, manteles o mantas finas de pie de cama hemos desechado porque nos hemos cansado o hemos cambiado la decoración? Ahora puedes diluir pintura en agua y sumergir cualquier tejido natural para darle otro aire. Mejor telas decorativas, la ropa acabaría perdiendo el color tras muchos lavados.

Foto publicada en Pinterest por The Empty nest

*****************************

Cambia el color de tu butacón más cómodo.

Esa butaca es tan cómoda que de tanto usarla la hemos desgastado por completo. La primera opción es siempre retapizar pero yo os aconsejo que antes probéis la opción de pintarla porque los resultados son espectaculares.

Tenéis que diluir la pintura en agua y aplicar dos capas esperando un tiempo entre una capa y otra. Una vez haya secado del todo, debéis lijarlo y pasar un trapo húmedo para después aplicar la cera y conseguir un tacto agradable. ¡Un trabajo muy sencillo para conseguir una butaca nueva!

Foto publicada en Pinterest por Facilisimo.com

*****************************

Los cestos del verano también sirven para decorar.

Ahora que ya pasó la temporada de cestos llenos de toallas, cremas, fruta y agua para la playa, podemos darle otra utilidad y sobre todo otro aspecto. Pintarlo para que sirvan como decoración es algo muy sencillo y después podrán servir de florero (flores seca, claro), leñera, revistero o para almacenar el papel higiénico de una forma elegante.

Lo mismo puedes hacer cualquier material natural que veas a tu alrededor, poner plantillas o hacer dibujos tipo estrellas o corazones con cinta de decorar. Es cuestión de imaginación y… bueno, vale, de pasar horas frente a pinterest!

Foto publicada en Pinterest por Feedly.com

*****************************

Los suelos no tienen secretos para los más avanzados en esta técnica.

Sí, suelos, parece difícil pero después de haber pintado todos los mueblos de la casa del pueblo, cambiado el color de las cortinas y pintado hasta la bici de la patrulla canina de tu hijo para usarla de macetero, querrás dar un paso más en el mundo Chalk paint.

Aunque te parezca un mundo, no hay nada más sencillo, sólo necesitas un rodillo y los botes de pintura del color que quieras dar a la estancia: estrellas, liso, a rayas, con un enmarcado… Eso sí, en este caso sí hay que acabar con un barniz para suelo al agua de secado rápido, apto para suelos de cemento o madera pintados con chalk paint. Para exterior sólo la marca ‘Auténtico’ cuenta con una línea de exterior con filtro solar y control de humedad, que es la misma fórmula que suele usarse para pintar textil.

Foto publicada en Pinterest por Pintachu

Paredes, escaleras, muros de ladrillo… incluso la bici vieja que tienes en el garaje y te da pena tirar: cualquier superficie es válida para darle un aire de revista a tu hogar.

Foto publicada en Pinterest por http://www.commonground-do.com