Su mirada

Lo veo en su mirada. Que todo va cambiando a su alrededor. Que él va cambiando. Mudando esa suave piel de niño que le abrigó al nacer...

1

Lo veo. Lo veo en su mirada. Que todo va cambiando a su alrededor. Que él va cambiando. Mudando esa suave piel de niño que le abrigó al nacer. Le veo. Le veo en su mirada. A veces se reconoce. Otras no. A veces le reconozco. Otras no.

Y me mantengo a distancia. Y recuerdo aquel día de final de verano cuando aprendió a montar solo en bicicleta. El sol a punto de ocultarse. Las sombras alargadas sobre la acera. Su padre soltando el pequeño sillín y corriendo a su lado. Emoción. Vértigo. Alegría. Liberación.

Y me siento un poco igual. Agarrando. Soltando. Difícil para mí. Difícil para él. En una extraña cercana distancia. Siendo testigo. Intentando enseñar. Aprendiendo con él. Aprendiendo de él. Sintiendo esa extraña sensación de estar en una tierra de nadie. Atrayente. Aterrador. Mitad niño. Mitad hombre. Lo veo en su mirada. Le veo en su mirada. Ahí está. Ahí sigue. Mi niño siempre. Al fin y al cabo.

Texto & Foto: Belén de Benito (17)

1 Comentario

Comments are closed.