12 ideas para reutilizar muebles y complementos de Ikea

Vamos a darle una vuelta a nuestros muebles para alargarles la vida y 'cuidar' nuestra cartera

0

Todos tenemos algún mueble de Ikea en casa. O lámparas, o complemetos, o sábanas, o velas… No conozco a nadie que haya ido a Ikea y haya salido con las manos vacías, aunque sea un paquete de pilas y unas velas, pero es imposible usar la opción ‘salida sin compra’ cuando de la tienda Sueca se trata.

El precio asequible de la mayoría de los productos, la grandes ideas que facilitan nuestro día a día o la gran versatilidad de sus muebles, aptos para poner en cualquier estancia de la casa, hacen que casi todos pensemos en Ikea cuando necesitamos amueblar alguna parte de nuestra casa, o redecorar un rincón. Lo que muchas veces no pensamos es que podemos reconvertir los muebles que ya tenemos para darles otra utilidad y ahorrarnos unos euros que, la verdad, nunca viene mal. Hoy vamos a daros varias ideas que nos ayudarán a dar un aire nuevo a nuestros muebles.

*******************************************

1. La mejor forma -y la más bonita- de reciclar. Tres cajas apilables que puedes completar con pegatinas, como vemos en la foto, o con dibujos para que los más pequeños localicen dónde poder tirar cada material y así aprender que la tierra necesita nuestra ayuda. Ganarás en estética y el planeta te lo agradecerá.

2. Almacenar verdura: Debajo del fregadero, en la despensa en un cubo, en un carrito frutero… tenemos las patatas o las cebollas en lugares que no suelen verse, poco accesible o de difícil limpieza así que ¿qué mejor idea que ponerlas a la vista en un archivador destinado inicialmente a papeles?

3. Organizador de utensilios para el coche. Los organizadores de mandos a distancia y revista pueden servir para que nuestros hijos se gestionen sus entretenimientos en el coche y así poder conducir tranquilos y sin poner en peligro nuestras vidas cada vez que nos piden el chupete, las pinturas, la tablet o las galletas.

Fotografía de Pinterest.

4. ¡Orden en la nevera! No sé a los demás pero a mi tener la nevera desordenada me supera. Las cajas blancas de almacenaje que normalmente se usan en trasteros, talleres de trabajo o baños, también pueden servir para separar los productos de la nevera por categorías. Una gran idea que hará que aprovechemos al máximo el espacio.

Fotografía de Pinterest

5. Una casita de muñecas. El famoso mueble de ‘cuadraditos’ de Ikea que siempre vemos con libros o como separador de estancias, también puede ser una preciosa casa de muñecas en un cuarto infantil. Con varios retales de telas divertidas o incluso papel de regalo para la trasera y un poco de pintura, tendrás todo lo necesario para sorprender a tus hijos con un nuevo rincón de juegos.

Fotografía de Pinterest

6. Un banco con almacenaje. Siguiendo con el mueble de ‘cuadraditos’ -porque, creedme, en internet hay mil ideas para personalizar este gran éxito de Ikea-, vamos a sacar partido a esas paredes con ventanas largas que están condenadas a no poder aprovecharse. Ahora podemos enmarcar el ventanal para poder ganar espacio de almacenaje y además aprovechar para hacer un banco que nos permite sentarnos a observar la calle o ganar asientos en cualquier estancia de la casa.

Fotografía de Pinterest

7. Organizar los zapatos es el gran caballo de batalla en nuestros dormitorios. Ahora puedes usar las estanterías Lack para que, a la vez que los tienes organizados, los puedas localizar con facilidad.

Fotografía de Pinterest

8. Armario económico y ropa ordenada. Esta idea ha sido mi salvación en el cuarto de mis hijas. En mi caso yo usé el mueble de ‘cuadraditos’ doble y en lugar de una barra (que también puede ser de ducha) un burro de ropa de esos que tienen una repisa a ras del suelo para zapatos y una barra para perchas, lo completé con dos cajones para ropa interior y calcetines y estoy feliz con la opción. Puedes poner cestas, puertas, cajones o simplemente dejar los huecos e ir comprando formas de cierre y almacenaje a medida que lo vas necesitando: es lo bueno de este mueble, que se pueden ir adaptando a tus necesidades.

Fotografía de Pinterest

9. Escurrecubiertos para el baño, y porta-bayetas que podemos reutilizar como organizador en el cuarto de baño o en el rincón de manualidades de los niños. Me parece una idea genial y muy económica para tener a mano y recogido todo lo necesario para ponernos aún más guapas.

Fotografía de Pinterest

10. Escurrecubiertos para el baño parte II. En la misma línea del orden en el cuarto de baño, os muestro este sistema que sólo necesita de tantos escurrecubiertos Fintorp como cosas tengas para guardar -y que puedes escoger entre blanco, negro, acero o verde menta-, y una cuerda para unirlos verticalmente en hilera. Una solución rápida, estética, sencilla y económica.

Fotografía de Pinterest

11. Cunas que se convierten mesas. Nos guste o no, nuestros hijos crecen pero la buena noticia es que ahora podemos reutilizar la cuna y convertirla en una mesa para que puedan pintar y jugar. Con una tabla que puedes personalñizar con pintura de pizarra -las hay de muchos colores en Leroy Merlín– y aprovechar los barrotes para decorar la nueva mesa o añadirle complementos.

Fotografía de Pinterest

12. Frontal de manualidades. En la misma línea de recuperar la cuna de nuestros bebés, os mostramos esta idea para hacer un set de almacenaje de manualidades. Un lateral -o los dos- de la cuna, botes de almacenaje con asa que también encontraréis en las tiendas Ikea, toda la linea Fintorp de cocina y alguna pizarra o corcho enmarcado, es todo lo que necesitas para hacer a tus hijos un rincón de manualidades.

Fotografía de www.decoora.com