“El hecho de llevar uniforme impide transmitir en muchas ocasiones una imagen de cercanía”

El enfermero cántabro Mario Flores Prieto nos cuenta cómo vive la moda dentro y fuera de su profesión

0

POR JOSÉ LUIS CALLEJO Y ALBERTO DEL VALLE


Seguro y convencido siempre, nos reconoce que posar delante de las cámaras es una asignatura pendiente. Mario hoy nos muestra el estilo que esconde bajo el uniforme de enfermero. De carácter reservado, es cauto y precavido, aunque contundente cuando tiene que manifestar sus opiniones. Y, a sus 27 años, lo hace en foros nacionales e internacionales como los congresos, seminarios y jornadas profesionales en los que participa activamente desde hace años, que resultan en interesantes publicaciones científicas.

Él se muestra afable y natural -muy sencillo- y a nosotros no se nos escapa lo rápido, intuitivo y observador que es, dotado de una evidente inteligente creativa, al mismo tiempo que de una inteligencia emocional admirable. ¡Qué suerte tenerte como invitado esta semana, Mario!

Entregado a su trabajo, vive la enfermería con mucha pasión y vocación. Estudió en la Universidad de Cantabria y actualmente trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos del bilbaíno Hospital Universitario Cruces, donde diariamente se encarga del cuidado y la atención del paciente, rol esencial e inherente a su profesión.

A medida que transcurre el tiempo -y ya son varias las fotos que hemos realizado- Mario asegura sentirse bastante cómodo. Pues, como no podía ser menos, hacer que nuestros invitados se sientan bien es nuestro principal objetivo.

Así y, mientras continuamos compartiendo conversación, hablamos un poco más de moda, de sus gustos y del significado que tiene para él. No se identifica claramente con ningún estilo en concreto, aunque afirma que intenta estar al día con las tendencias. Sus ‘looks’ pueden ir cambiando en función del contexto y las circunstancias, y “de vez en cuando, sí que me lanzo con algún look más atrevido”, nos cuenta.

*********************************

– ¿Qué lugar ocupa la moda en tu profesión?
Es curioso, porque realmente en el ejercicio de mi profesión me enmascaro bajo un uniforme, por lo que mi atuendo en sí carece de cualquier tipo de estilismo. Me dedico a la ciencia y arte del cuidado de las personas, soy enfermero en una unidad de cuidados intensivos, en que nos enfrentamos a todo tipo de situaciones y, el hecho de llevar uniforme, impide transmitir en muchas ocasiones una imagen de cercanía. Es más, creo que incluso de puertas para afuera, en sí, impone.

En cuanto al lugar que ocupa la moda en mi trabajo, al menos en el contexto profesional que actualmente tenemos en nuestro país, es muy escaso.

– ¿Cómo es la imagen de los enfermeros en el ámbito hospitalario?
Trabajamos con uniformes que apenas tienen una línea definida y que, en muchas ocasiones, para nada se ajustan a la talla real de cada uno. Suelo decir siempre a mis amigos, cuando surge algún tema relacionado con el mundo hospitalario, que la vida real en él dista mucho con lo que se puede observar en series internacionales, y lo mismo ocurre, en este caso, cuando los actores aparecen con uniformes de distintos tipos.

Para mí, he de confesar, que el uniforme me aporta muchas ventajas, ya que no me rompo la cabeza pensando en un estilismo diferente para ir a trabajar, por ello en la vida diaria visto looks más básicos.

– ¿Con qué estilo te defines actualmente?
– La verdad, no me considero de un estilo único, digamos que soy ‘darwinista’ (risas) y me adapto al medio. Todo depende del contexto en el que me encuentre, pero bien es cierto que intento estar al día en cuestiones de moda. Aun así, me considero probablemente una persona muy lineal en cuanto a mi atuendo, aunque, de vez en cuando, sí que me lanzo con algún look más atrevido.

– ¿Cuál es tu ‘look’ perfecto, para ir vestido cómodo a la vez que formal?
Sin lugar a duda, una americana como pieza principal, probablemente sea un tópico, pero considero que estiliza mucho a la vez que le aporta elegancia. Con respecto a la comodidad, considero que cualquier prenda puede ser cómoda, siempre y cuando uno se encuentre confortable con ella y se sienta en cierto modo identificado. Y que también, de una forma u otra, muestre un sentimiento, un estado de ánimo… Al fin y al cabo, considero que la moda no deja de ser otra forma de expresión.

– Cuando vas de compras, ¿qué prenda o prendas son las que más te atraen a simple vista para comprarte?

Realmente me considero una persona rara (risas) a la hora de comprar ropa: soy del amor a primera vista, es decir, la prenda me tiene que llamar la atención desde el primer segundo, independientemente del tipo de prenda que sea. Siendo sincero, las zapatillas me encantan, me parece que aportan un toque de personalidad a los ‘looks’ que los hace muy diferentes.

En definitiva, lo que tienen que tener en común es que, con una sola mirada, me atraiga cualquier prenda, no soy de darle vueltas: me encanta o no me encanta. Esto hace que para mí no sea nada, pero nada fácil, ir de compras y que muchas veces acabes ‘mosqueándote’ porque, vas de compras con toda la ilusión del mundo y, generalmente, vuelves a casa con las manos vacías.

– ¿Cuáles son las prendas que más abundan en tu armario?
No podría decir una con exactitud, porque la verdad es que mi armario está bastante igualado pero, si hay que decantarse por una, probablemente serían los polos.

– ¿Y un accesorio imprescindible para ti?
– En el día a día no utilizo apenas complementos y, sinceramente, ya me he acostumbrado a ello, así que probablemente dé más importancia a otras prendas antes que a los complementos. Aun así, considero que llevar un reloj acorde al ‘look’ añade un toque interesante, incluso alguna pulsera o colgante y, en verano, unas gafas de sol considero que aportan mucha personalidad al estilismo.

¡Muchas gracias, Mario, por confiar en nosotros y apostar por Cantabria DModa, el Canal de Tendencias de El Diario Montañés!

Fotografías: Charo Ibáñez .