Joker y Harley Quinn: Los anti-Batman

Otro lunes más, un día tan bueno como cualquier otro (o mejor) para sacar del montón de camisetas una muy divertida

0

Esta no me la pongo mucho para ir a trabajar pero sí en ocasiones más ‘casual’. Los que me vais conociendo sabéis que la paleta de colores para trabajar son los grises y de diseños estructurados, con cierto orden y simetría.

En cambio, para fines de semana y fiestas de ‘guardar’, hay tiempo para una vuelta de tuerca más en el estilo desenfadado de una buena camiseta friki.

Hoy, sobre fondo blanco y bosquejada como si fuera un borrador de un dibujo, a lápiz, pero con algo de color, os presento a la pareja que pone un poco de color en la oscura y lúgubre ciudad de Gotham. Dos personajes que aportan un poco de sal y pimienta en la gris existencia de uno de los superhéroes más oscuros de la historia del cómic.

Hoy, os traigo a los principales enemigos de Batman. Se trata de Joker y Harley Quinn.

El primero aparece en el universo DC en 1940, por lo que ya es un veterano a la hora de tratar de dar caza al murciélago pero, sin embargo, nunca lo logra y dudo que lo consiga alguna vez ¿verdad? sin embargo sí que lo hizo con Barbara Gordon, la Batgirl original y Jason Todd, el segundo Robin, eterno escudero y compañero de andanzas de Bruce Wayne cuando este se enfunda el traje gris con la inconfundible máscara de orejas puntiagudas.

Me gusta Joker, no por las fechorías que comete, sino porque aporta a Batman el contrapunto necesario para lograr ese equilibrio en la historia. Esto se aprecia a simple vista en los uniformes de ambos, gris y negro en el caso del murciélago y blanco, verde, rojo, azul, amarillo para el hombre que representa al comodín de la baraja.

Inicialmente aparecerá en la historia de Batman como un villano más, cuyo periplo por la serie (de cómics) acabará cuando un policía de Gotham logra abatirlo. Pero los directivos de DC Comics intuyen desde el principio el valor de este villano, y lo rescatan ‘in extremis’, hiriéndolo en vez de acabando con él y haciendo que una banda de criminales lo saque del hospital en el que se recuperaba.

Y los directivos, esta vez, no iban desencaminados pues Joker ha llegado a ser para The Wizard el supervillano número 1 de la Historia, el segundo mejor para IGN y el octavo para la revista Empire.

Como cualquier persona, sufre una evolución a lo largo de los capítulos, o cómics. Comienza siendo un villano que acrecienta su sed de violencia con el tiempo, con tintes de psicópata, pero debe reprimirse por voluntad del mundo real por un informe de la Comic Code Authority, un órgano que regula y controla los contenidos apropiados o no en el mundo de la ciencia ficción y los cómics. Este hecho lo relegó a mero delincuente común, casi ‘robacarteras’, aunque actualmente se encuentra de nuevo en su época de mayor oscuridad y violencia como se puede ver en la película ‘El Caballero Oscuro’ (The Dark Knight).

Su historia es siempre intrigante y ni siquiera él mismo sabe la causa de su conversión en Joker, cada vez que le preguntan, y contesta, cuenta una historia diferente. La versión más aceptada es que, estando Batman en la Universidad de Gotham, ayudando a resolver un caso aún abierto, aparece un conocido criminal de capucha y capa roja que es descubierto y debe huir lanzándose a un contenedor de residuos químicos tóxicos.

El personaje de Harley Quinn es sin embargo mucho más reciente. Su primera aparición data de 1993 en el número 12 de las aventuras de Batman.
Conoció al Joker en el Asilo Arkham, donde la Dra. Harleen Frances Quinzel trabajaba como psiquiatra siendo el Joker su paciente. Desde ese momento, se les considera pareja si bien Harley lo acepta más que el Joker, quien la desprecia y trata mal en muchas ocasiones. No obstante, como afirma la actriz que da su voz a este personaje en el cine, “todos ven al Joker riendo, Harley lo ve llorando” además, con la interacción como pareja, el mismo Joker evoluciona y aprende aspectos de la vida, como en el hecho de expresar sentimientos.

Después de esto, el sentimiento que os expreso hoy, es que paséis buen lunes, y mejor semana.

Artículo anteriorSamanta Villar: «No sé si me gustaría ser inmortal»
Artículo siguienteLa nueva edición de EsMarket viene teñida de los colores del otoño
Alfonso Tomé
Soy Alfonso Tomé, vivo y trabajo en un mundo de ciencias desde mi visión de letras, siempre al revés, siempre siguiendo mi propio camino. Se trata de aprender y tratar de hacer cada día una cosa diferente, siempre sumando y aportando para mejorar lo ya existente. La tecnología, todo lo relacionado con el mundo empresarial y la comunicación son mis pasiones, y eso lo vuelco a diario en Top Hat Estudio y Top Hat Technology, desde donde lucho por hacer un mundo mejor para nuestros hijos, y también desde casa, por hacer unos hijos mejores para este mundo. Friki y algo geek. Hablo de todo lo anterior en radio, con La Tuitertulia, tv e incluso formando a otros en la Universidad de Cantabria. Por supuesto también en mis perfiles en redes. Siempre conectado.