Postres decorados

Porque no sólo podemos adornar nuestras casas, hoy os traigo una dulce forma de aportar armonía a nuestros platos

0

Siempre me ha gustado más decorar los alimentos que cocinarlos y es por eso que hoy dedico este ‘post’ a la ‘deco’ de postres.

Muchas veces la comida entra por los ojos y, un plato bien decorado, estimula el apetito, resulta más agradable y favorece la conversación.


La decoración en los postres resulta muy divertida puesto que admite múltiples colores vivos y alegres.


El buen gusto al mezclar elementos, tanto decorativos como alimentarios, es la clave para que se obtenga un bonito resultado.

Porque no todo vale en la decoración, es importante estudiar los patrones universales de la armonía decorativa y pensar que siempre ‘menos es más’.

Un acabado limpio y perfilado será la clave del triunfo ornamental. La armonía del color y las formas es, en este ámbito, tan importante como el sabor.


Así que ya tenéis un aliciente más para utilizar en vuestra vida la decoración.

¡Bon apetit!

Azucena Arribas Orbe