El silencio

Hay un silencio que no tiene traducción y es el del amor, el del alma... Ese que tiene una lectura universal cuando lo que uno siente es demasiado hermoso como para expresarlo en palabras

1

Parece que uno escribe silencio y seguido llega una pausa, un suspiro, el cuerpo reacciona. Existen muchos tipos de silencios que si se escuchan tienen fácil interpretación pero nadie nos enseña a descifrarlo. Generalmente cuando eres pequeñito el silencio siempre sale a colación bien para no interrumpir o dejar de hacer ruido porque molestamos… ¡Calla! ¡Ssssshhhhhh!

El silencio tiene muchos comportamientos terriblemente contradictorios pasando de la ansiedad a la serenidad, del recelo a la confianza, del temor a la seguridad… ignorancia o prudencia o espiritualidad o bondad o unos mismos puntos suspensivos, también es un silencio escrito y luego, en otra dimensión, la resiliencia, que se me antoja hacerle un hueco aquí… En fin, tantas versiones como emociones. Pero. El silencio de la piel, el que ensancha los pulmones, el del abrazo y el de la mirada. Inversamente proporcional a los cinco sentidos. Vivir el silencio. El silencio y la mirada. Sólo eso. Empatía.

En el silencio con uno mismo reside la esencia, la calma y esa anhelada felicidad. Siente. Escucha y si luego no fluyen las palabras, seguro que lo hará una sonrisa o un parpadeo.

Ssssshhhh…

Mela Revuelta

1 Comentario

  1. Me encantó el artículo y también el vídeo. Una vez hace mucho años participé en una experiencia igual. Éramos un grupo de personas que íbamos al mismo estudio de yoga perfecto no nos conocíamos ni nos hablábamos y fue una experiencia increíble, nada fue igual después de aquello entre nosotros.

Comments are closed.