¿Qué tengo… ansiedad o depresión?

Nueva entrega sobre la confusión entre ansiedad o depresión.

0

POR ÁNGELA CARRERA CAMUESCO


Angela Carrera Camuesco es Psicóloga Especialista en Psicología Clínica y Directora del Centro Interdisciplinar de Psicología y Salud, CIPSA de Santander. Además es profesora universitaria y atesora una experiencia de más de 20 años de práctica clínica.
Angela Carrera Camuesco es Psicóloga Especialista en Psicología Clínica y Directora del Centro Interdisciplinar de Psicología y Salud, CIPSA de Santander. Además es profesora universitaria y atesora una experiencia de más de 20 años de práctica clínica.

Hola de nuevo a los lectores asiduos y nuevo hola para los que se estrenan.

Esta pregunta se la hacen muchas personas. Hoy el objetivo será diferenciarlas aunque intentaré evitar términos difíciles y listas interminables. Mejor una fórmula algo más sencilla ¿verdad?

La ansiedad es una emoción básica. Todos la sentimos algunas veces. En ocasiones es una respuesta lógica y necesaria para enfrentarnos a situaciones difíciles o urgentes. Ese estrés positivo se llama eutrés. El problema vienecuando esa ansiedad ocurre sin ser necesaria y es tan frecuente y que invade nuestras vidas.A eso lo llamamos distrés. Solo quien lo ha sufrido sabe hasta qué punto condiciona a quien lo padece y a los que están alrededor.

Ansiedad y depresión son dos procesos diferentes que pueden darse juntos o aparecer por separado. Algunos de sus síntomas son opuestos. En la depresión el cuerpo se relaja demasiado (en el mal sentido, claro), no tiene ganas de comer, ni de salir, ni de hacer nada. Por el contrario, la ansiedad provoca una agitación, activación… La ansiedad es una sensación de amenaza. En la depresión la sensación es de pérdida.

De todos modos en ambas ocurren también síntomas similares.

Por ejemplo centrar la atención en uno mismo (auto-focalización), dificultades para concentrarse, insomnio, vértigo, náuseas. También tienen en común que se pierde lacapacidad de resolver problemas y una pérdida de habilidades sociales.

Los deprimidos no salen de casa a causa de su tristeza y falta de motivación. Esto les ocurre también a personas con ciertos trastornos de ansiedad como la agorafobia o la fobia social.

Cuando aparecen de forma simultáneahay que establecer cuál es el trastorno primario a partir del cual aparece el otro. Un tratamiento temprano y adecuado, realizado por profesionales de la salud especializados y colegiados (psicolog@ clínica y médic@mejor si es psiquiatría) nos ayudará a superar cualquiera de ellas y evitará que se complique.

Particularmente me interesa recalcar la prevención. Ambos trastornos son excesivamente frecuentes en nuestra sociedad.

Quizás educar (aunque fuese mínimamente) en un pensamiento racional y crítico, en la gestión de las emociones, en aspectos sociales,… construiría una sociedad menos comercial, menos competitiva,… más colaboradora… donde la felicidad no resida en” tener” sino en SER, que cada SER tenga su espacio en la sociedad y sea importante,… donde encontrarse DE VERDAD con los demás.

Quizás eso reduciría la ansiedad innecesaria y la tristeza extrema. Aunque seguirían existiendo porque no somos perfectos,… ninguno… y porque las emociones forman parte de la esencia del ser humano.

Un abrazo de 20 segundos para cada lector/a

Angela Carrera Camuesco
Psicóloga Especialista en Psicología Clínica. Directora de CIPSA

Dirección: Calle Emilio Pino, 6. 39002 Santander, Cantabria
Teléfono: 942 21 30 12