Las dietas se empiezan los martes

Sólo necesitamos motivación, trucos y una buena foto de fondo de pantalla

0

Podría deciros que he probado todas las dietas sanas que conozco y que han fracasado, pero mentiría: la que he fracasado he sido yo. De haberlas seguido, ahora estaría escribiendo sobre lo bien que se vive comiendo sano y haciendo deporte metida en una talla 38, pero no, uso una talla 40 apretada, no muevo el culo ni al andar y como mal, mucho y a deshoras.

Me sobran unos 8 kilos y me faltan unos cuantos músculos marcados así que, o aprovecho los propósitos de año nuevo para empezar a cuidarme o me planto en verano con flotador de serie para la playa.

Comer de todo, beber agua y una rutina de ejercicios a nuestro nivel, son las claves de una vida sana y, si la ingesta de alimentos es baja en calorías, será el único camino hacia el peso ideal sin retorno. Un rollo y lo mismo de siempre, lo sé y es algo desesperante pero es la pura verdad.

Nos hartamos de buscar por la red dietas o fórmulas que nos conviertan en lo que queremos en menos tiempo del que debemos para acabar en el mismo punto o uno peor, cuando tenemos a nuestro alcance la forma más efectiva de acabar con los malos hábitos y los kilos que nos acosan en el espejo a la salida de la ducha.

Yo no sé cuál es el secreto para que nos pongamos en serio a hacerlo y no desistamos a la primera de cambio pero, lo cierto, es que quizás cambiar ideas tan grabadas a fuego como que no se puede comer variado, que las cantidades han de ser escasas o incluso que hay que empezar en lunes, pueden ayudar.

Si hemos probado todas las tonterías que nos ‘venden’ para adelgazar mucho en poco tiempo y hemos fracasado, ¿por qué no probamos la que por definición funciona?

Pesar la comida ha sido siempre una lata, lo sé, pero es cierto que suele ser necesario pesar sólo una vez cada alimento porque después, a ojo, ya lo haces bien. Además, mentalizándonos de que esa forma de hacerlo es la correcta y estando motivados, nada debe costarnos.

Yo, por lo pronto, voy a hacer el primer cambio: voy a empezar esta nueva forma de vida/dieta en martes, el próximo martes 8 de enero y a usar un primer truco para motivarme: pondré la foto de un tipazo en mi fondo de pantalla, así lo miraré siempre que tenga una tentación. Puede parecer una chorrada pero estoy segura de que, al menos las primeras veces, funcionará. ¡Ya buscaremos otro cuando deje de ser efectivo!

Si os apetece, el lunes os contaré la forma de comer que voy a adoptar y el ejercicio que voy a hacer, además de publicar mi peso y medidas para, cada 15 días, ir viendo la evolución.

¿Os sumáis a ‘Las dietas se empiezan los martes’? Pues dímelo en los comentarios y lo haremos juntos.