Colormanía II: Rojo

El primer color en dotarse de nombre y que imprime un sinfín de cualidades todas con fuerza y pasión

0

Si tuviéramos que asociar el color rojo a un diseñador, ese sería, sin duda, Valentino. Colección tras colección siempre hay al menos una pieza impregnada al completo. Y su empleo no era al uso: él conoce a la perfección el porqué de este color tan violento, pero tan atractivo a la vez.

Fotografías: cortesía de Vogue. De izq. a dcha.: Gabriela Hearst, Giambattista Valli, Christian Dior, Ion Fiz y María Escoté

*************************************

Eva Heller nos dice que quizá éste haya sido el primer color en dotarse de nombre y, probablemente, así sea, pues su simbología nos remonta a mucho tiempo atrás y desde entonces ha estado presente a lo largo de toda la Historia. ¿Quién no ha visto banderas bélicas o trajes de gladiadores con color rojo? Esto se debe a que su intensidad refleja fortaleza, energía, poder, sangre, fuego e incluso valor y, por ello, no pudo ser más explícito Stephen Crane en su novela ‘El rojo emblema de valor’.

Si bien es cierto que estos atributos no son los más encantadores, sí son los más utilizados, pero no por ello podemos olvidar la otra cara fascinante de este color: la sensualidad, el amor y el erotismo. Yo no puedo olvidar la escena de ‘Funny face’ en la que Audrey Hepburn le grita al fotógrafo (Fred Astaire) “¡Haz la foto!” mientras baja radiante aquellas escaleras de mármol envuelta en un Givenchy rojo. ¡Y no me extraña! Esa calidez y pasión que atrapan las transmite el tono del vestido que junto con el movimiento de la actriz y el ondear del tejido crean en armonía la definición perfecta del rojo carmín.

De esta manera, cuanto más oscuro es el rojo, más agresivo será su significado. Por el contrario, cuando el tono es más claro, connotaciones más relajadas y de concupiscencia portará.

Ahora que ya sabéis el significado de dicho color, ¿os decantaréis por esas botas rojas tan instagrameadas? ¿O por el abrigo masculino que arde esta temporada? Y lo más importante, ¿decidiréis aportarle mayor significado según el tono que eligáis?

Lo que es seguro es que el rojo a nadie deja indiferente.

Raquel López Labiano