Colormanía III: negro

El origen de este color, el por qué de su elegancia o quiénes lo elevaron a icono de la elegancia

0
Fotografías: cortesía de Vogue. De izq. a dcha.: Duyos, Jil Sander, Proenza Schouler, Stella Mccartney, Maya Hansen.

¿Y si os dijera que la simbología de este color procede directamente del significado que le otorgó el reino español con Carlos V y Felipe II? ¿Os creerías que ciertas connotaciones se remontan al siglo XV y XVI?

Pues así. En aquel entonces, cuando en el territorio español no se ponía el sol, se pretendía dar al resto del mundo una imagen de poder, de riqueza, de grandiosidad. Decidieron así renovar la indumentaria de la época y empezar a inundar de color negro todos los atuendos de los cargos de la corte y la nobleza. ¡Y no es de extrañar! El proceso de obtención de tintes negros puros e intensos era difícil y muy costoso, con lo que el precio de los tejidos de este color era elevadísimo. Por ello, hoy aún perdura la sensación de lujo y el matiz ligado a la supremacía que nos transmite este color.

Pero no sólo eso: cuando el concepto del diseño moderno se empezaba a fraguar allá por finales del siglo XIX y principios del XX, se empleaba el color negro en los objetos, queriendo así un nuevo paradigma de actualidad en el que la ausencia de color se entendía como innovación y modernidad. A raíz de esta interpretación surgieron las aportaciones de distinción y estilo al negro y más tarde, Coco Chanel crearía el icónico Little Black Dress que pasaría a la historia como símbolo de la más inmaculada elegancia. Por todo ello hoy en día es, generalmente, el tono elegido como código en eventos de importancia.

Y un apunte como curiosidad: ¿sabíais que a principios del siglo XX el color predilecto de la novia era el negro? La producción y tinción de los tejidos estaba ya industrializada, con lo que los costes se abarataron, y, paradójicamente, la tela negra valía menos que la blanca. La economía de antaño no era extraordinaria y para poder usarlo de nuevo escogían este color.

Por último, y en su lado más tenebroso, esconde leyendas de superstición, de miedo, maldad y, por supuesto, de muerte. Es de esta manera por la que caracteres siniestros de series se visten de este color y por lo que, durante mucho tiempo, se ha utilizado como símbolo de luto.

Ahora sí, ya podemos decir que el negro es un color demasiado complejo y con un peso bastante importante en nuestra sociedad. Y yo, como acérrima seguidora, continuaré enseñado sus múltiples significados.