Almudena López: “Uno canta cuando se siente feliz y se siente feliz cuando canta”

Nacida en Abiada, Almudena Lopez puede presumir de ser una de las voces más prodigiosas y es que tiene un innato cántico que le ha supuesto prestigio y la valoración por parte del público.

0

Esta lugareña de Abiada lleva deleitando a la gente desde su infancia, pues “ha mamado de la música desde chiquitina”. Con 16 años empezó entonando en dúo junto a su prima y amiga Lourdes. En 2002 ganó el concurso de RNE y ahora, con una voz madura y trabajada, impresiona dando vida a las campurrianas además de disfrutar con Alfonso, Javi y Sergio en la formación de ‘La Flor y Los Romeros’. Cuesta creer que su vibrato sea solo una parte emocional y pequeña de las cosas que conforman la vida de Almudena, pues principalmente es madre y ganadera y sus tiernos valores le hacen “querer seguir creciendo como persona”


“Porque diferentes formas de vivir pueden convivir con la música”


 

– Ese don del que todo el mundo habla ¿de dónde te viene?¿Cuándo empezaste a tener consciencia de él y cómo has sabido explotarlo?
-Mi forma de cantar creo que es el resultado de nacer y vivir en la familia y el lugar que el destino eligió para mi. No sé cuándo me di cuenta de que me gustaba cantar, sólo sé que lo hacía cuando estaba sola porque me daba vergüenza (siempre he sido cobarde y llena de complejos), pero al final, siempre hay alguien que te escucha sin darte cuenta, se lo comenta a tus padres, alguien te anima a participar en algún concurso y ¡ya está liada!. Explotarlo no sé si es la palabra. Surgen situaciones y momentos en los que la vida te propone que cantes y yo lo hago desde el corazón. Mi corazón se alegra de ver caras disfrutar con ello y me siento agradecida con la vida por poder hacerlo.

– ¿Qué se siente al no tener casi que ensayar para trabajar la voz?¿No es una maravilla?
-La voz a lo mejor no necesito trabajarla, pero estoy llena de otra serie de carencias debido a no haber estudiado nada de técnicas de canto, ritmos, etc. Cuando canto con mis amigos en ‘La Flor y Los Romeros’ me cuesta mucho cantar con música porque llevo toda mi vida cantando a mi aire y a la vez también me da un poco de miedo aprender a cantar con música y olvidar mi forma natural de cantar, la que mamé desde chiquitina, la que oí a mi madre canturrear mientras trabajaba: ¡esa que no debe perderse jamás!

– ¿Por qué te decantaste por las canciones campurrianas?¿Hay otros géneros que te gustaría explorar?
-Soy campurriana y es una verdadera suerte, así lo siento. Cuando salgo de Campoo necesito volver y cuando llego hincho bien los pulmones y cojo todo el aire que me es posible porque lo echo mucho de menos: es como volver a rellenarme de mi valle. Por eso, cantar esas canciones me hace sentir bien y me llena de orgullo. Pero también me gusta cantar todo tipo de música y por casa canturreo de todo un poco.

– Para los que no conozcan la diferencia, ¿cómo se puede distinguir una campurriana de una montañesa?
– Dicen que las canciones campurrianas son mas tristonas y aburridas, pero eso lo dicen los que no son de Campoo (ja ja ja). Los giros o ‘retorneos’, como decimos aquí, son muy diferentes en Campoo y creo que es difícil hacerlos bien si no lo has oído antes de aprender a andar. Este tema es difícil o imposible explicarlo con palabras, sólo se puede entender escuchándolo.

– Ahora estás en el proyecto de ‘La Flor y Los Romeros’, ¿cómo surge el nombre?¿nos puedes hablar un poco más acerca de él?
– Sí, ahora estoy con mis amigos Alfonso, Javi y Sergio, ¡unos máquinas! pero por encima de todo compañeros. El nombre surgió entre risas y buen ambiente, sólo hubo que transformar una pizca el título de la canción ‘La flor del romero’.

– ¿Qué papel tiene la música en tu futuro?
-Pues no lo sé. Tiempo al tiempo. Procuro ir día a día y paso a paso.

– ¿Te dedicarías profesionalmente a la música?
– Hace un tiempo que me casé y formé una familia. Tomé ese camino y en ello ando. Mi familia es mi principal preferencia y por ello no cabe, a día de hoy, dedicarme profesionalmente a la música, porque ello supondría dejar de dedicar tiempo a mis hijos que todavía creo que me necesitan a su lado. Cantar profesionalmente implica viajes y salidas. Creo que no sería feliz, sentiría que falto en casa.


“Salud para mi y los míos. Es lo único que pido. Si tienes salud, lo demás lo buscas, aunque sea debajo de las piedras. Y que la vida me enseñe a crecer como persona cada día, sea cual sea el camino que recorra”


 

– ¿Qué satisfacciones te aporta cantar?
– Bueno, pues normalmente uno canta cuando se siente feliz y se siente feliz cuando canta. Si yo estoy feliz y cantando puedo hacer sentir feliz al que me escucha, pues ya es lo más.

– ¿Hay algo a lo largo de tu carrera que te haya marcado?
– A lo mejor crees que mi respuesta va a ser ‘ganar el concurso de RNE en 2002’ pero no. A ver, no voy a decir que no me alegré, pero nunca me han gustado los concursos. Cada uno tenemos nuestro modo y estilo de cantar canción tradicional y por eso mi estilo gusta a unos y otra persona gusta cantando a otros y en gustos no hay nada escrito. Creo que la primera vez que canté con 16 años en público en la fiesta de Los Campanos en Abiada, junto a mi amiga y prima Lourdes, fue algo que de verdad me marcó. Pasé una vergüenza horrible, pero a la vez fue algo que todavía recuerdo.

– ¿Existe alguien con quien te gustaría colaborar?
– Yo estoy dispuesta a colaborar con todo aquél que me necesite. Creo que todos debemos ayudarnos y apoyarnos, pero nunca aprovecharnos de los demás.

– Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, nos gustó verte abriendo la celebración en el Palacio de Festivales de Santander. ¿Qué supuso para ti esta actuación?
– Pues un orgullo, imagínate. Pero ¡qué poco duró!. Una canción nos supo a poco…

– Como madre, mujer trabajadora y artista, ¿cómo te resulta conciliar estos ámbitos?
– Procuro dar preferencia a mi familia: orden de prioridades, pero al final se va sacando tiempo para casi todo.

– ¿Crees que existe igualdad en los escenarios y en el público de Cantabria? Es decir, ¿es igual de fácil para una mujer que para un hombre alcanzar grandes metas?
– Bueno, creo que partimos de unos orígenes en los que el hombre era mas protagonista de este mundo que nosotras. No en vano el hombre era el que iba a la cantina (allí era donde más se cantaba) y la mujer se quedaba en casa, pero también en casa se cantaban romances y las mujeres amenizaban romerías y bodas con sus panderetas. Pienso que no hay que empecinarse tanto en ser iguales. Todos somos personas y cada uno de nosotros, seamos hombre o mujer, debemos hacernos valer y respetar. Al final el que quiere algo lucha y lo consigue.

– Te dedicas también a la ganadería. ¿Es este un sector en el que la presencia de la mujer a día de hoy es mayoritaria?¿Cómo es la labor de la mujer en él?¿Has visto una evolución?
– A ver, soy ganadera, pero a muy pequeña escala. Pienso que la mujer siempre ha estado presente, pero antes en la sombra y hoy en un primer plano. Ese es el verdadero cambio.


“…estoy llena de otra serie de carencias debido a no haber estudiado nada de técnicas de canto, ritmos, etc. Cuando canto con mis amigos en ‘La Flor y Los Romeros’ me cuesta mucho cantar con música porque llevo toda mi vida cantando a mi aire…”


 

– ¿Qué supone dedicarse a la ganadería hoy en día en Cantabria?
– Es un sector muy incierto y es una pena porque de la agricultura y ganadería sale todo lo que comemos y alimentarse es una de las necesidades principales, por no decir la más importante. Hacen que el sector dependa de subvenciones y eso no es bueno. Particularmente, creo que todo aquello que se subvenciona tiende a desaparecer porque esas subvenciones se emplean mal. Incluso hay gente que vive especulando con ellas. Yo me pregunto si no sería mejor hacer valer los productos lo que realmente valen. Así el que más trabaja, más gana. Sería justo, ¿no?

– ¿Por qué te gusta y continúas trabajando en este sector?
– Pues si te digo la verdad. Me da pena abandonarlo porque me crié en este ambiente, pero a veces y, cada vez mas a menudo, dan ganas de abandonar.

– Mujer, cantante y ganadora y has superado un cáncer ¿cómo se afronta una situación de dificultad como es la enfermedad?
– Un cáncer creo que nunca se supera y te cambia la vida por completo. Yo, además, sigo con mis revisiones y nunca te acostumbras… No sé cómo se hace para soportar la enfermedad, pero solo sé que por mis hijos intento sacar fuerza para afrontar todo lo que se presente. Ellos han sido y serán mi razón de lucha.

– ¿Que desearías para ti en los próximos años?
– Salud para mi y los míos. Es lo único que pido. Si tienes salud, lo demás lo buscas, aunque sea debajo de las piedras. Y que la vida me enseñe a crecer como persona cada día, sea cual sea el camino que recorra.

Deja tu comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here