Menor de 35 años: ¿qué deducciones autonómicas puedes aplicar en la declaración de la renta 2017-2018

Por alquiler, material de estudio, nacimientos... Te contamos algunos de los casos y gastos que te darán derecho a deducir cuando presentes la próxima declaración

0

POR ESLANG


Además de las deducciones a nivel estatal, cada comunidad autónoma tiene sus propias deducciones, muchas enfocadas al fomento del alquiler, del nacimiento de hijos, del emprendimiento… También existen deducciones más concretas: por pertenecer a una familia numerosa, por la petición de préstamos para másteres y doctorados, por transporte público, ayudas al estudio… Con ayuda de la OCU, recopilamos algunas de las deducciones que más pueden interesar a los menores de 35 años (de forma directa o para compartir en su entorno familiar) de cara a la declaración de la renta 2017-2018.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Los contribuyentes menores de 35 años, cuya suma de la base imponible general y del ahorro sea inferior a los 22.000 euros, en tributación individual, o 31.000 euros, en conjunta, pueden deducir el 10% del alquiler, con un límite de 300 euros anuales (600, si tributan conjuntamente y uno de los declarantes cumple los requisitos descritos), siempre que dicho alquiler exceda del 10% de la renta del contribuyente.

Por la adquisición de acciones y participaciones sociales de entidades nuevas o de reciente creación

Las cantidades invertidas en la adquisición de acciones nuevas o ampliaciones de capital de sociedades mercantiles que tengan la característica de Pymes revistiendo la forma de Sociedad Anónima o Sociedad de Responsabilidad Limitada (incluyendo en ambos casos las laborales) podrán ser deducidas por el 15% del valor invertido y hasta un límite de 1.000 euros anuales. Los requisitos para acceder a esta deducción son:

  • Que las acciones poseídas de la sociedad (la suma de las preexistentes y las adquiridas) no rebasen en ningún momento del año 2017 y los dos posteriores el 40% del capital de la misma. Para el cómputo se tendrá en cuenta las acciones poseídas por: contribuyente y su cónyuge y parientes por consanguineidad o afinidad hasta el tercer grado incluido.
  • La participación adquirida debe mantenerse durante tres años.
  • Que el domicilio social y fiscal de la sociedades esté en Cantabria, tanto en 2017 como en los dos ejercicios posteriores.
  • Que desarrollen una actividad económica, excluyendo expresamente a las sociedades gestoras de patrimonio mobiliario e inmobiliario, criterio necesario en 2016 y los dos ejercicios posteriores.
  • Si se trata de inversiones en sociedades nuevas, las mismas deben acreditar que dan trabajo al menos a una persona a jornada completa, con alta en Seguridad Social y residente en Cantabria, manteniéndose durante 2017 y los dos ejercicios posteriores. Si se trata de inversiones en sociedades ya constituidas la plantilla media del último año debe incrementarse al menos en una persona (a jornada completa, con alta en Seguridad Social y residente en Cantabria) y mantenerse la nueva plantilla al menos durante veinticuatro meses.
  • Las inversiones en sociedades ya constituidas deben serlo en sociedades creadas en los tres años anteriores a la ampliación de capital.
  • Durante 2017 y los dos ejercicios posteriores el contribuyente que realice la inversión no podrá ser trabajador de la sociedad ni desempeñar funciones ejecutivas o de dirección, aunque sí ser miembro del Consejo de Administración de la misma.
  • Las operaciones de inversión deben formalizarse en escritura pública, detallando identidad del inversor y cantidad invertida.