Recordando a ‘Altamiro de la Cueva’

El dibujante barcelonés Joan Bernet Toledano, creó a este entrañable personaje que ha quedado en la retina de todo el que fue niño a mediados de los 70's

0

A mediados de la década de los sesenta el dibujante barcelonés Joan Bernet Toledano entró a formar parte de la redacción de ilustres colaboradores de la revista infantil TBO, a cuyos dirigentes planteó un singular personaje: Altamiro de la Cueva. ¿Por qué se le había ocurrido? Al parecer, como gran artista que era, admiraba las pinturas que nuestros antepasados habían dejado en tan histórico lugar de Cantabria. La cueva de Altamira, sí, inspiró a Bernet Toledano para idear al ingenioso ‘Altamiro de la Cueva’.

El bueno de Altamiro ejercía de pintor y desarrollaba también otras facetas, pues además de realizar estupendos cuadros empleando piedras como lienzos tenía imaginación para concebir todo tipo de objetos, arreglaba cosas, resolvía situaciones, etc. Lo cierto es que en cuatro días adquirió tal popularidad que competiría en el favoritismo de la clientela semanal de TBO con Melitón Pérez, Los grandes inventos del TBO, Josechu el vasco o la Familia Ulises. El cómic español disponía, pues, de una nueva estrella.

A finales de los setenta declaraba el propio Joan Bernet Toledano en una entrevista ante la pregunta sobre sus personajes preferidos: “De los muchos que he creado hay uno que publico desde hace muchos años en el TBO y al cual le tengo mucho cariño: Altamiro de la Cueva”. Como es lógico, en Cantabria los niños nunca dejábamos de leer la historieta de Altamiro, siempre divertidísima, mérito compartido por su autor gráfico con Carles Bech, autor de los guiones.

Del éxito que tuvo Altamiro de la Cueva en toda España da buena idea el hecho de que la propia revista le dedicara un número de carácter extraordinario, integrado por más de medio centenar de páginas, en las cuales se reproducían, entre otras interesantes propuestas, cuarenta y tres historietas suyas. Altamiro forma parte de lo que el tiempo se llevó, como el TBO donde adquirió vida, pero nunca desaparecerá del recuerdo de quienes seguimos sus peripecias. Recuerdo, por supuesto, unido al de su padre de lapicero: el magistral dibujante Joan Bernet Toledano.

Javier Rodríguez

Artículo anterior¿Quieres casarte contigo misma? Pues ya tienes fecha y lugar: el 8 de junio en Bilbao
Artículo siguienteÁngela Peral: “Soy una chica trabajadora y constante”
Javier Rodríguez
Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido locutor y presentador de programas en Radio Torrelavega, COPE Cantabria y Punto Radio Santander. Desde sus populares emisiones radiofónicas fue el promotor de los monumentos que el Ayuntamiento de Santander erigió en la ciudad al cantante Jorge Sepúlveda y los payasos 'Hermanos Tonetti'. En televisión ha presentado Informativos y programas de entrevistas en Canal 8 DM TV. Escribe artículos de actualidad y la sección “El Mirador” en El Diario Montañés, periódico líder en ventas y difusión en Cantabria. Ha ofrecido diversas conferencias, imparte el curso “Aprender a hablar en público' y es autor de los libros 'Manual para un espectador de circo', 'La televisión y los españoles', 'Risas y lágrimas. Historia de los payasos españoles', 'La paz, un difícil camino. 8 días con el ejército español en Bosnia-Herzegovina', 'El perfume del alma' y 'Lo que el tiempo se llevó'. Además, es profesor de la asignatura 'Habilidades de Comunicación' en el Centro Universitario CESINE, de Santander.

Deja tu comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here