Las barritas energéticas con manzanas, queso cottage y cereales se convierten en un magnífico tentempié para consumir después de un entrenamiento y restaurar azúcares quemados, o durante un ejercicio intenso como el ciclismo o incluso para mantener nuestro organismo a tope durante la tarde.

¿QUÉ NECESITAMOS?


Estos son los ingredientes para hacer unas diez barritas energéticas.

– 2 manzanas (si son Fuji Marlene, más que mejor).

– 100 gramos de queso cottage.

– 150 gramos de copos de avena.

– 40 gramos de mijo hinchado.

– 3 cucharadas de harina de avena.

– 30 gramos de almendras troceadas.

– 1 cucharada de aceite de semillas.

– 150 g de miel de montaña o de acacia.

– 80 gramos de azúcar de caña.

 

¿CÓMO PREPARARLAS?


-Pelar las manzanas, quitarles el corazón, cortarlas en rodajas no demasiado finas (unos 3 mm), colocarlas en una bandeja, espolvorearlas con 50 gramos de azúcar de caña y dejarlas macerar durante 1 hora en la nevera cubiertas con papel film.

Escurrir el queso cottage para eliminar el líquido sobrante y mantener en la nevera.

-En un recipiente, agregar los cereales junto con la harina, las almendras troceadas y mezclar bien.

-Calentar la miel a fuego lento en una olla con una cucharada de aceite de semillas y 30 gramos de azúcar. Continuar removiendo hasta que los cristales de azúcar se hayan disuelto completamente. Añadir la mezcla de ingredientes secos y mezclados.  En el momento en que los cereales comiencen a dorarse, apagar el fuego.

Dividir la masa resultante en dos partes iguales. La primera se extiende sobre una tabla grande previamente cubierta con papel de hornear. Se echa la masa y se cubre con otro papel de hornear. Presionar con las palmas de las manos, para que se extienda bien hacia afuera e intentar darle una forma rectangular con un grosor de 1 centímetro, aproximadamente.

-Quitar el papel y recubrir la masa de cereales con el queso cottage, extendiéndolo desde el centro hacia fuera, dejando aproximadamente ½ cm de margen, a modo de marco.

-Después, añadir las rodajas de manzanas ligeramente escurridas del líquido de la maceración.

-Cubrir después, con la segunda parte de la masa de cereales (previamente extendida y hecha una plancha sobre una hoja de papel de horno con la ayuda de un rodillo) asegurándose de que las manzanas y el queso queden bien cubiertas por la masa de cereales, y que todas las capas estén bien superpuestas y combinadas entre sí.

Precalentar el horno a 160 º C

Hornear durante unos 10 minutos. Después, sacar y dejar enfriar. Cortarlo en barritas.

-Si se prefieren más crujientes y doradas, después de cortarlas, se pueden hornear algunos minuto más.

-Para las amantes del chocolate, las barritas se pueden sumergir en 150 g de chocolate negro previamente derretido a 40°C. Y después, dejar enfriar.

-Las barritas se pueden guardar en latas metálicas o en cualquier otro envase con -cierre hermético, envueltas en papel de hornear para que mantengan su frescura.

-Pueden conservarse entre 6 y 10 días.

Marlene es una de las primeras y más famosas marcas italianas en la producción de frutas. Nació hace más de 20 años, en 1995, con la idea de difundir la variedad y la calidad de las manzanas cultivadas en la zona de Tirol del Sur-Südtirol por los 5.000 socios que conforman las 13 cooperativas del Consorcio VOG, hoy la organización europea más grande en el sector de la comercialización de manzanas.

Marlene tiene una manzana para cada gusto. La Royal Gala, crujiente y sabrosa; la Golden Delicious, amarilla por excelencia. La Granny Smith, verde y refrescante; la dulce Fuji; la tradicional Stayman; la agridulce Braeburn, o la muy roja y atractiva Red Delicious, rica en carotenos y vitamina A. Un amplio abanico de gustos y colores con los que alegrar la mesa cualquier día del año.

Actualmente, Marlene es una marca presente en todo el mundo: España, gran parte de los países del Mediterráneo, el norte de Europa e incluso Medio Oriente.

Deja tu comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here