Recordando a Enrique y Ana

Pequeños recuerdos de grandes artistas que te remueven por dentro y te hacen soñar

0

Hay artistas inolvidables. Buen ejemplo es el dúo musical Enrique y Ana -o sea, Enrique del Pozo y Ana Anguita-, que orientaba sus trabajos a la clientela infantil. Creado en 1977 y disuelto en 1983 alcanzó un éxito enorme. Cuando empezaron en el espectáculo, Ana tenía ocho años y Enrique era un veinteañero. Del mundo de la tele y los discos saltaron al cine para protagonizar ‘Las aventuras de Enrique y Ana’. Y también actuaron en el circo, presentándose como estrellas del Circo Price, de Madrid, en ‘tournée’ por España. Les vi actuar en Torrelavega (por supuesto, a carpa llena) y en la capital de España (también con llenazo).

Alcanzaron también gran popularidad sus pegadizas canciones. Entre ellas ‘La gallina co-co-uá’, ‘El superdisco chino’, ‘Baila con el hula-hoop’, ‘La canción del panda’ y, por supuesto, ‘Mi amigo Félix’ (autores Alfredo Araujo y Francisco Dondiego), dedicada al naturalista español, estrella de la pequeña pantalla con ‘El hombre y la tierra’. Somos muchas las personas que recordamos aquello de:

“Esta mañana me ha contado el gallo que el elefante le contó al castor, que la culebra dijo a la piraña que esta mañana está más triste el sol. Me ha dicho el pato que le diga al gato que el lobo dice que contó al ratón, que la coneja dijo a la anaconda que esta mañana está más triste el sol. Amigo Félix, cuando llegues al cielo, amigo Félix, házme sólo un favor: quiero ir contigo a jugar un ratito con el osito de la Osa Mayor. Dicen las focas que les dijo el cuco que la ballena dijo al caracol, que la gaviota comentó al lagarto que esta mañana está más triste el sol. Esta mañana no ha comido el loro ni el hipopótamo que está en el zoo. Le ha comentado la tortuga al cuervo que esta mañana está más triste el sol. Amigo Félix…”

Hoy día Ana vive profesionalmente vinculada al mundo de la informática, en el que ejerce como prestigiosa especialista. Por su parte, Enrique siguió dedicándose durante años a cantar en solitario, pero desde hace tiempo no ha vuelto a destacar en el ámbito discográfico. Está claro que el triunfo de Enrique y Ana (dúo que actuaba de maravilla y ofrecía al público una imagen excelente) fue impresionante. En el estilo que practicaron no ha vuelto a surgir, al menos en nuestro país, una pareja artística de tanto nivel. Sus videos en YouTube lo demuestran. Lo dicho: hay artistas inolvidables. 

Artículo anteriorVivir en los pueblos de… Liébana
Artículo siguienteLucila Fernández: “Cuando decido algo importante lo hago sin valorar qué pensarán los demás”
Javier Rodríguez
Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido locutor y presentador de programas en Radio Torrelavega, COPE Cantabria y Punto Radio Santander. Desde sus populares emisiones radiofónicas fue el promotor de los monumentos que el Ayuntamiento de Santander erigió en la ciudad al cantante Jorge Sepúlveda y los payasos 'Hermanos Tonetti'. En televisión ha presentado Informativos y programas de entrevistas en Canal 8 DM TV. Escribe artículos de actualidad y la sección “El Mirador” en El Diario Montañés, periódico líder en ventas y difusión en Cantabria. Ha ofrecido diversas conferencias, imparte el curso “Aprender a hablar en público' y es autor de los libros 'Manual para un espectador de circo', 'La televisión y los españoles', 'Risas y lágrimas. Historia de los payasos españoles', 'La paz, un difícil camino. 8 días con el ejército español en Bosnia-Herzegovina', 'El perfume del alma' y 'Lo que el tiempo se llevó'. Además, es profesor de la asignatura 'Habilidades de Comunicación' en el Centro Universitario CESINE, de Santander.