Listas para el verano con un vestido, un sombrero y unas sandalias

Tres clásicos que nunca se fueron y que este año saltan con fuerza a las pasarelas

1

Hola familia de Cantabria DModa:

Tenía muchas ganas de escribir este ‘post’, sobre todo porque lo hice mientras pasaba unos días en Burdeos, una ciudad que me encanta, sobre todo para ir de compras y es que tienen unas tiendas increíbles de las que siempre me traigo cosas originales que no se ven en España o tardan mucho en llegar. Para estar cómoda uno de los días escogí un vestido camisero, un sombrero y unas sandalias, sin embargo la simplicidad del ‘look’ engaña: es un ‘outfit’ de plena tendencia. Veamos las claves.

El vestido camisero es el escogido para sustituir al ‘wrap dress’ que, aunque no se ha ido, fue el vestido estrella de 2017. Este patrón (alargar una camisa masculina a modo de vestido), fue ideado por YSL en los 70 y triunfó sin ningún esfuerzo en los armarios femeninos por su comodidad, su toque chic francés y por ser apto para la oficina. En la pasarela ha sido Jacquemus abriendo la semana de la moda de Paris, el primero en marcar tendencia este año: vestidos camiseros, acompañados de maxi pamelas y sandalias romanas, han sido el eje de su colección, las más aplaudida y clonada de la historia de la firma. ‘Celebrities’ como Lovely u Olivia Palermo, nos enseñan como vestir la tendencia con mucho “savoir faire.”
Si normalmente en los vestidos camiseros se utilizan los estampados clásicos masculinos, el liso, las rayas o el cuadro, la novedad 2018 estriba en que los estampados de flores y los motivos étnicos se han coronado como los reyes de la temporada, yo estoy encantada con este precioso vestido de Lookiero que mezcla los dos tipos de estampados, más a la moda no puede estar.

El segundo elemento es el sombrero. Si hay una firma que está pegando fuerte en las cabezas de las blogueras y actrices del momento es Lack of color. Esta firma de sombreros nació en Australia en 2011 y desde que la blogguera Chiara Ferragni ‘instalara’ uno en su cabeza y Vanessa Hudgens se pusiera varios modelos en Coachella, estos sombreros se han vuelto virales.

Yo he escogido este en color neutro que me va a servir tanto en verano como en invierno. Trengo que advertiros que importarlo desde Australia no sale barato pero, igual que las UGG, la calidad y comodidad australiana es un grado, es una lana merina que no da calor, su peso es perfecto, y en cuanto lo coges te das cuenta de la calidad de su tejido.

Por último voy a mostraros una tendencia de sobra conocida y que vuelve cada verano: la sandalia de gladiador o romana. En esta ocasión ha sido Chanel en su colección Resort 2018, la que las ha vuelto a poner de moda y no han tardado en verse en la calle, las tenemos de todo tipo y color: tiras finas, estrechas, clásicas de color… seguro que aún conservas unas en tu armario.Yo no me he complicado mucho la cabeza, estas sandalias de Zara de hace dos temporadas eran perfectas tanto para el ‘look’, como para andar y cumplen las normas de este año, deben ser de tiras de subir al tobillo o más y son planas o semi- planas.

Y como es un clásico en mi sección os planteo un ‘look’ a precios asequibles y no por ello menos estilosos:

  • Vestido camisero de Mango rebajado a 19,90€
  • Sandalias de Massimo Dutti 59,95€
  • Pamela de Gloria Ortiz (El Corte Inglés) a 39,95€

******************************

MI LOOK DE HOY

Bolso: Chloé modelo Marcie
Vestido camisero: Lookiero.com
Sandalias: Zara
Collar: María Pascual Y Chloé
Sombrero: Lack of color
Peluquería: @shaircompany

Nos vemos en el próximo ‘post’ y, mientras tanto, en mi Instagram o en mi bitácora personal.

1 Comentario

  1. Me encanta el look Laura. Ese tipo de sandalias son también un must en mi armario desde hace varias temporadas y es que son tan versátiles, que se pueden acoplar a casi cualquier look. Me encanta la mezcla de colores y prendas que has hecho 🙂

Comments are closed.