Crean el primer pintalabios del mundo hecho con meteoritos

La iniciativa de estos investigadores de la Universidad de Granada busca acercar la astronomía a toda la sociedad y, así hacerla más accesible y atractiva a través de su unión con la cosmética

0

POR SARAI BAUSÁN GARCÍA


Joel y Miguel son dos de los creadores del primer pintalabios creado a base de meteoritos. / SARAI BAUSÁN GARCÍA

Cuando apenas había alcanzado los cinco años de edad, Joel encontró a su gran compañero de vida. El que le daría sentido a su existencia, le mostraría quién quería ser en realidad y le convertiría en un «auténtico friki». Un telescopio. Para sus padres, podría tratarse de un regalo más, pero para él fue una revelación. Gracias a él y a la serie de Carl Sagan ‘Cosmos’, descubrió que había una inmensidad ahí fuera de la que necesitaba conocer. Pero no solo quería descubrirlo, tenía que contárselo a los demás. «Ahí me plantaba yo, en mitad del recreo, con mi telescopio, a contarle a mis compañeros y a los profesores lo que había oído en la serie el día anterior. Y con eso yo ya era feliz», señala el que a día de hoy es uno de los fundadores de ExoEstrato, la Asociación Andaluza de Astrogeología, la primera organización de España centrada en la divulgación de la astronomía y la geología. Su pasión por innovar y divulgar, compartida por el resto del equipo de la asociación, les ha llevado a crear una empresa en el seno de la Universidad de Granada, llamada StarBreath, y a idear un invento único en todo el mundo: una línea de cosméticos hechos de meteoritos.

Esta empresa es pionera en el mundo por unir astronomía, cosmética y perfumería en un solo producto. «Nos dimos cuenta de que la gente viene a las charlas o a las observaciones que hacemos y les gusta mucho y les llama la atención, pero al final todo queda en algo anecdótico, en una conversación de bar, porque les parece algo lejano y difícil de comprender y esa es la barrera que queremos romper y el crear esta línea de cosmética nos ha parecido una buena forma de hacerlo accesible», comenta Emilio David Rodríguez, cofundador de StarBreath.

El primero de sus productos será una barra de labios que no solo tendrá una pieza de meteorito en su envoltorio, sino que en su composición también contará con extracto de meteoritos. «Un pintalabios tradicional está hecho con arcillas, entre otros químicos. Las arcillas de un meteorito podría ser interesantes para no solo formar parte de la carcasa sino estar dentro de la propia composición porque tiene propiedades antiedad, exfoliantes y nutritivas muy interesantes», señala Joel Núñez. A lo que añade: «Nosotros no hacemos pintalabios con historia astronómica, sino que cogemos la astronomía, le damos forma de pintalabios y la vendemos».

Pintalabios creado por StarBreath y uno de los meteoritos usados para la creación de pintalabios. / SARAI BAUSÁN GARCÍA

Cada uno de los pasos que dan estos jóvenes que, a pesar de su amplio currículum, no superan los 25 años, no son baladíes. Están pensados al milímetro para que el fin último siempre sea poner la astronomía y la geología al servicio de cualquier persona. Un ejemplo de ello es el nombre escogido para su primera barra de labios. Se llamará Antares, como la estrella protagonista de la constelación de Escorpio. Tal y como ellos mismos explican, se trata de una estrella de tipo M, caracterizadas por ser de color rojo. Por ello, los primeros pintalabios serán de tonos rojizos, a los que en un futuro esperan sumar otras tonalidades como las de las estrellas de tipo O, que son púrpuras, rosas y azules, entre otros.

En sumerio y braile

Además de ser el primer pintalabios creado con polvo de condrita sacado de meteoritos, esta creación contará con el valor añadido de llevar un libreto informativo donde se citarán algunas historias mitológicas relacionadas con estas constelaciones, información acerca de la forma en la que los científicos estudian estos astros y cómo se pueden localizar en el cielo. Todo ello se podrá leer en varios idiomas, entre las que se encuentra el sumerio –un guiño al hecho de que en Sumeria comenzaron su labor los primeros astrónomos y allí se inventó la cosmética– y el braile. Además, también se entregará un frasco de cristal en el que habrá polvo de estrellas.

«Somos ambiciosos y siempre estamos buscando qué hacer para llegar a más personas. Por ello, nuestro lema es ‘Con los piel en la tierra y mirando al cielo’», afirma Emilio. Por ello, no se quedarán únicamente en el pintalabios, sino que sacarán un perfume y están preparando una paleta de sombra de ojos «cósmica». Según ellos mismos repiten en su discurso, «todos estamos hechos de estrellas y sol», así que, ¿por qué no maquillarse con aquello de lo que está formado el mundo?