Prepara tu balcón para el verano y disfruta del calor

Ha llegado el verano y con él la necesidad de disfrutar del sol, el aire y las vistas desde nuestra nuestras casas

0

Para desayunar, comer, cenar o simplemente pasar el rato contemplando el cielo abierto, las terrazas son la opción ideal para disfrutar de los momentos al aire libre que nos ofrecen las buenas temperaturas.

Grandes o pequeñas, en el pueblo o la ciudad, a ras de suelo o en un ático, las terrazas son las grandes olvidadas durante el invierno pero, cuando el sol comienza a calentar, no hay mejor plan que disfrutar del buen tiempo del día y de la noche a los pies de nuestra casa.

Si tienes una pequeña terraza o un balcón hoy te damos las claves para ayudarte a aprovechar al máximo cada rincón.

 

Aporta colorido con flores

Las plantas son esenciales a la hora de decorar un espacio exterior y no puedes olvidarte de ellas, eso sí, cuanto más claros sean los colores de las flores, más sensación de amplitud aportarán al espacio. Puedes aprovechar las paredes para colgar las plantas en paneles de madera hechos con palets o colgarlas con coloridos maceteros del balcón y así evitarás quitar espacio del suelo.

Elige bien los muebles

También con los muebles debemos encontrar la forma de aprovechar cada centímetro. Si quieres aprovechar espacio para moverte o que los niños puedan jugar, la mejor forma es usar una mesa abatible de pared y sillas plegables que podamos colgar de un gancho o tenerlas dentro de casa cuando no estemos usándolas. Si por el contrario no necesitas moverte por el balcón, una pequeña mesa con dos sillas, te dará la oportunidad de disfrutar de deliciosos desayunos al sol. El metal aportará ligereza al entorno y dará sensación de amplitud.

Cojines y alfombras para aportar color y comodidad.

Los cojines siempre son bienvenidos en la decoración. Ponlos en tus sillas o usa algún rincón para amontonarlos sobre una pequeña alfombra, le dará colorido y sobre todo, comodidad.

Espacio ‘chill out’

No siempre las mesas y las sillas son la primera opción y por eso la nueva tendencia es colocar ‘pufs’, cojines y alfombras para crear un ambiente más ibicenco e informal. Puedes forrar el suelo con con láminas de madera o con césped artificial, lo que dará sensación de limpieza y un aire a naturaleza al espacio. 

Aprovecha cada mueble.

No tenemos muchas posiblidades de almacenaje en las terrazas pequeñas pero si ponemos un banquito o un asiento en una esquina, intenta que sea con opción de almacenaje, te servirá para guardar los elementos de jardinería o las mantas que usarás en las noches de verano.

Ilumina bien el espacio.

Las guirnaldas de bombillas son un clásico en la decoración de exteriores y ya no tenemos que buscar demasiado para encontrarlas de todos los modelos posibles: con bombillas de colores, amarillas o blancas, de papel, de metal, con forma de corazón y de mariposa, las ‘lucecitas’ enrolladas en la barandilla o a modo de banderín en las alturas, serán la guinda a un pastel que disfrutarás mucho más si lo adaptas a tus necesidades.