Demi Lovato y otros muñecos rotos de Disney

Entre los casos de desenfreno más conocidos están Selena Gómez, Miley Cyrus, Zac Efron, Lindsay Lohan y Britney Spears

0

POR KARLA CRESPO


Demi Lovato no es la única estrella de la factoría Disney en caer en el mundo de las adicciones. La mayor industria cultural infantil ha lanzado a la fama a varios niños que no pudieron lidiar sobrios con todos los problemas que acarrea ser un ídolo del espectáculo de proyección internacional.

Demi Lovato, pletórica en su actuación del 24 de junio, en Rock in Rio (Lisboa). / EFE
Demi Lovato, pletórica en su actuación del 24 de junio, en Rock in Rio (Lisboa). / EFE

Las historias inocentes y llenas de magia que varias ex estrellas de Disney protagonizaron acabaron con finales reales sumergidos en alcohol, cocaína, marihuana y fármacos. La industria norteamericana lleva años lanzando a la fama y la deriva a preadolescentes que vuelven a tocar la tierra a golpes de escándalos o mantenerse sobre la cima gracias a ellos. Personajes que se someten a temprana edad a cambios radicales de imagen para romper con la figura infantil. Bajo la fachada de un adulto independiente, algunos de ellos ingresaron en clínicas de rehabilitación tras protagonizar conciertos desenfrenados y rupturas sentimentales. Incluso, sufren un acoso constante a su vida privada, presionados por la industria y, en ocasiones, sus propios promotores y familias.

Entre los casos de desenfreno más conocidos están Selena Gómez, Miley Cyrus, Zac Efron, Lindsay Lohan y Britney Spears. El éxito a temprana edad les ha pasado factura. Algunos han logrado superar sus problemas y seguir con sus carreras; otros continúan atrapados y sin ver la luz.

⛔ ZAC EFRON: Un vacío que se llena con alcohol y cocaína

Zac Efron saboreó la fama en 2000 con el papel principal en ‘High School Musical’. Desde ese fecha más contratos cayeron sobre su escritorio y con ellos alcohol y cocaína. Una salida para soportar las largas horas de trabajo y un vacío que fue llenando con el uso de drogas: «Algo me hacía falta, como un tipo de vacío que en realidad no podía llenar. Estaba tan dedicado a mi trabajo, era lo único que tenía». En 2013 pasó cinco meses en un centro de desintoxicación y desde esa fecha dice que se encuentra sobrio.

⛔ SELENA GÓMEZ: Un nuevo comienzo sin fármacos

En 2014 la ex estrella de Disney Selena Gómez ingresaba en un centro de rehabilitación para superar su adicción al alcohol y las drogas. Dos años después se sometió a un tratamiento para superar su abuso a los fármacos y anunciaba su retiro temporal de los escenarios; a esto se sumó sus problemas de salud y su lucha contra el lupus. Este año ha decido retomar su carrera con el lanzamiento del single ‘Bad Liar’ y ‘Fetish’ que formarán parte de un nuevo álbum. Nuevos proyectos para una Selena recuperada.

⛔ MILEY CYRUS: De la ternura al descontrol

Los tiernos actos de Miley Cyrus han quedado en el recuerdo. La protagonista de Hannah Montana maduró con una imagen llena de exhibicionismos y su consumo desmedido de marihuana. La estrella del pop admitió su gusto por las drogas como forma de inspiración, envuelta en polémicas entrevistas y conciertos desenfrenados. Fue considerada la peor influencia para los jóvenes entre todas las celebridades. En 2017 su carrera tomó otro giro con la presentación de su single ‘Malibu’, alejada de su pasado.

⛔ LINDSAY LOHAN: Una carrera perdida por las drogas

Si por algo es reconocida la actriz y cantante Lindsay Lohan es por sus problemas con el alcohol y las drogas. Su carrera ha quedado en un segundo plano a partir de 2007 cuando fue detenida por dos ocasiones por conducir ebria -tres meses de cárcel y de rehabilitación-. Sus problemas familiares, sus relaciones sentimentales y los desencuentros con la industria cinematográfica han hecho que los días de fama desaparezcan. Hoy, lleva una vida discreta y sin éxito en su intento de reanudar su profesión.

⛔ BRITNEY SPEARS: Media década de desenfreno

La estadounidense Britney Spears fue una de las primeras estrellas Disney en alcanzar la fama mundial con el programa de televisión ‘The Mickey Mouse Club’. La ‘princesa del pop’ es conocida por sus interminables problemas personales. En 2007 ingresó varias veces en rehabilitación y perdió la custodia de sus dos hijos después de ser encontrada drogada junto a ellos. En los últimos años la voz de ‘Baby One More Time’ ha logrado recuperarse y empujar su carrera con el noveno álbum, ‘Glory’.