‘Influencers’ con título universitario

La Universidad Autónoma de Madrid comenzará a formar a jóvenes que aspiran a convertirse en iconos de la red, con Ágatha Ruiz de la Prada como madrina

0
Laura Escanes, Pelayo Díaz y Dulceida, tres de los 'influencers' del momento. / INSTAGRAM
Laura Escanes, Pelayo Díaz y Dulceida, tres de los ‘influencers’ del momento. / INSTAGRAM
Puede que los ‘likes’ se conviertan en créditos en la nueva formación que lanzará este otoño la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y su Escuela de Inteligencia Económica. Y es que, en con la colaboración de Ibiza Fashion Week, han lanzado el primer curso universitario de formación para ser ‘influencer’ profesional o lo que es lo mismo reclamo de marcas en las redes sociales.

Esta propuesta surge ante “la marcada tendencia al declive del marketing tradicional y el incremento del marketing de influencia en este sector”, como una apuesta por los contenidos online y estos embajadores que suman miles de seguidores, como Dulceida, Pelayo López o Laura Escanes. La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada ejercerá de directora honoraria y las clases estarán impartidas tanto por profesores de la propia universidad como por profesionales de reconocido prestigio como la estilista Cristina Rodríguez, el diseñador Modesto Lomba, la experta en marca personal Mónica Gómez-Cuétara o el estilista Josie.

Según se indica en la web sobre formación continua de la UAM, el curso ‘Intelligence Influencers: Fashion & Beauty’ constará de 20 créditos ECTS (160 horas presenciales) y será presencial. ¿Habrá peleas por conseguir el mejor ‘selfie’ de la clase?

Atajar las malas prácticas

Ágatha Ruiz de la Prada, Josie y Cristina Rodríguez formarán parte del profesorado del curso. / INSTAGRAM
Ágatha Ruiz de la Prada, Josie y Cristina Rodríguez formarán parte del profesorado del curso. / INSTAGRAM
Los responsables dicen que plantear esta formación responde a la necesidad de formar a ‘influencers’, ya que “la falta de preparación” y “las malas prácticas” representan serios obstáculos tanto para la confianza de las marcas en estos nuevos profesionales, como para el desarrollo y sostenibilidad de las salidas laborales en el sector.

Su objetivo es que, finalizado el curso, el alumnado sea “capaz de utilizar los conocimientos adquiridos para hacer de su actividad como ‘influencer’ el inicio de una profesión”. Está dirigido a un amplio abanico de aspirantes a la conquista de las redes: mayores de 18 años no universitarios, estudiantes universitarios de grado y posgrado, graduados y licenciados, de cualquier titulación.

Las clases se programarán en las aulas de la Universidad Autónoma de Madrid y para obtener la titulación habrá que cumplir con la asistencia obligatoria, realizar los ejercicios curriculares y superar los exámenes. Psicología de la moda, comunicación y creatividad serán algunas de las materias que compondrán estos estudios.

Asistencia remota

Dada su esencia tecnológica e innovadora, quien no pueda acudir presencialmente podrá sumarse a la formación a través de la modalidad ‘Virtual Classroom’. Así, se ofertarán las clases regulares y las Máster Class vía streaming. Aunque esta modalidad carecerá de titulación oficial, se entregará una certificación que confirme el aprovechamiento del curso.

El curso dará comienzo el viernes 19 de octubre con el acto de Apertura y la Lección Inaugural, y finalizará el jueves 11 de abril de 2019 con el acto de clausura y la entrega de títulos. Las clases regulares se iniciarán el 22 de octubre y finalizarán el 20 de marzo, impartiéndose semanalmente de lunes a miércoles, en horario de 17:30 a 20:30 horas.

Reacciones

Lucía Fernández duda que esta formación sea efectiva y defiende la personalidad y la dedicación de los 'influencers'. / INSTAGRAM
Lucía Fernández duda que esta formación sea efectiva y defiende la personalidad y la dedicación de los ‘influencers’. / INSTAGRAM
La cántabra Lucía Fernández se convirtió en todo un referente de las adolescentes por sus publicaciones en Musical.ly, ahora reconvertida en ‘youtuber’ e ‘instagramer’ duda mucho de esta iniciativa. “No le veo sentido, la verdad. No se puede enseñar a ser ‘influencer’. Tú atraes a un público o no, así de simple. Nadie te va a enseñar cómo tiene que ser tu personalidad, no puedes estudiar cómo tienes que comportarte en redes sociales o hacer publicidad”, explica.

Estudiante de Comunicación Audiovisual, defiende su trabajo y el de sus compañeros, “porque muchos artículos tachan a los ‘influencers’ como ‘ni-nis’ o gente que no tiene estudios y que gana mucho dinero sin hacer nada, cuando no es así”. Ella tiene claro que “no se trata de tener muchos seguidores y ya está”, es más asegura “tampoco creo que todo el mundo pueda ser ‘influencer’, que es lo que dan a entender con este curso”.

Analizando el temario propuesto no oculta su incredulidad. “Me pone nerviosísima pensar que va a haber una materia de ‘cómo hacer selfies’. Es un poco absurdo”. Lucía anima a que la gente estudie carreras como la suya o Publicidad y Relaciones Públicas y tiene claro que “este mundo va a seguir dando mucho que hablar”.

Rubia y consecuente

Hoy he leído que la Universidad Autónoma ofrecerá un curso de «influencer» el año que viene y no puedo evitar reflexionar sobre ello. Por supuesto que los títulos (los de verdad, las diplomaturas, licenciaturas, grados en formación profesional, etcétera) no te aseguran educación y hoy en día ni siquiera trabajo (es así de triste), pero instar a los jóvenes a querer ser influencer me parece una locura del siglo XXI. Ser influencer no es una profesión. Un influencer es un profesor que consigue que sus alumnos disfruten con sus clases. Una influencer es tu madre cuando lee a tu lado para inculcarte el hábito de la lectura. Los que tenemos seguidores en Instagram somos personas, tenemos una gran responsabilidad social y tenemos que ser conscientes de todo lo que transmitimos cuando llegamos a mucha gente. A mí eso no me lo ha enseñado ninguna universidad, me lo ha enseñado el sentido común. Y todo lo demás viene de las carreras e idiomas que he estudiado y no descarto estudiar más en el futuro. Por favor, si hay alguien joven que me lee: no queráis ser SOLO influencer. Formaos en lo que os mueva por dentro, porque si todos quisieran ser influencer, no habría médicos, juezas, bomberos, ni siquiera había empresas que contraten influencers para publicitar sus productos. Además, hay mucho más detrás de tener seguidores en redes: mucha gente que te insulta sin motivo y que hay que saber llevar con educación y paciencia, gente que te alaba y que si no tienes los tacones bien puestos en la tierra puede hacer que tu ego crezca más que tu pelazo, momentos en los que lo pasas mal porque ante todo eres una persona detrás de una pantalla… Se dedica mucho tiempo y no es un camino de rosas con purpurina. Es imposible que todo eso se pretenda enseñar en un curso de unos meses si no tienes un buen pelazo y cerebro debajo. No nos etiquetemos como influencers. Las etiquetas son para la ropa, y cuánto más pequeñas mejor. 🙂

Una publicación compartida de La Vecina Rubia (@lavecinarubia) el

Por su parte, La Vecina Rubia, uno de los personajes más influyentes en las redes nacionales, ha hecho un llamamiento muy claro a los jóvenes a través de sus perfiles oficiales: “Por favor, no queráis ser solo ‘influencers’. Formaos en lo que os mueva por dentro, porque si todos quisieran ser ‘influencer’, no habría médicos, juezas, bomberos, ni siquiera había empresas que contraten ‘influencers’ para publicitar sus productos”.

Entre sus bromas de pelazo, brilli-brilli y coqueteos con Jon Kortajarena ha querido pararse a reflexionar y no duda en asegurar que “instar a los jóvenes a querer ser ‘influencer’ me parece una locura del siglo XXI”. Habrá quien envidie sus datos, pues suma más de 1.260.000 de seguidores en Facebook, 1.200.000 seguidores en Instagram y 476.000 seguidores en Twitter.

En su opinión, por mucho que sea actualidad y dé rendimientos económicos, “no es una profesión. Un ‘influencer’ es un profesor que consigue que sus alumnos disfruten con sus clases. Una ‘influencer’ es tu madre cuando lee a tu lado para inculcarte el hábito de la lectura”, publicó.

La Vecina Rubia y Jon Kortajarena, dos 'influencers' que viven su particular historia de cariño en las redes. / INSTAGRAM
La Vecina Rubia y Jon Kortajarena, dos ‘influencers’ que viven su particular historia de cariño en las redes. / INSTAGRAM
“Los que tenemos seguidores en Instagram somos personas, tenemos una gran responsabilidad social y tenemos que ser conscientes de todo lo que transmitimos cuando llegamos a mucha gente. A mí eso no me lo ha enseñado ninguna universidad, me lo ha enseñado el sentido común. Y todo lo demás viene de las carreras e idiomas que he estudiado y no descarto estudiar más en el futuro”, ha insistido la popular animadora de la red. Aunque preserva su anonimato detrás de la imagen de Barbie, cuando la actualidad lo requiere lanza mensajes contundentes, incluso reflejando que en el universo online no todo es de color de rosa o arcoíris.

“Hay mucho más detrás de tener seguidores en redes: mucha gente que te insulta sin motivo y que hay que saber llevar con educación y paciencia, gente que te alaba y que si no tienes los tacones bien puestos en la tierra puede hacer que tu ego crezca más que tu pelazo, momentos en los que lo pasas mal porque ante todo eres una persona detrás de una pantalla… Se dedica mucho tiempo y no es un camino de rosas con purpurina. Es imposible que todo eso se pretenda enseñar en un curso de unos meses si no tienes un buen pelazo y cerebro debajo”, concluyó.

Seguro que el debate sigue abierto y las inscripciones se vuelven tan virales como esta nueva ‘profesión’. ¿Tendrán algún día un convenio de followers?

Deja tu comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here