Los Carabelas y sus ‘bodas de oro’ poniendo música a Cantabria

El Auditórium de Santander acogió una gala homenaje al mítico grupo para celebrar su aniversario y los 40 años de actuaciones sobre su escenario

0
De izquierda a derecha: Gonzalo González Galván, Cholo Mariño y Ernesto Alonso, Los Carabelas.
De izquierda a derecha: Gonzalo González Galván, Cholo Mariño y Ernesto Alonso, Los Carabelas.

‘Un verano en Santander’, no; son muchos los que llevan Los Carabelas subiéndose a los escenarios y compartiendo un repertorio lleno de éxitos. Y es que es uno de los grupos más longevos y queridos de nuestra región. El pasado viernes vivieron una doble celebración: 50 años en la música y 40 de actuaciones en el Auditórium de El Sardinero, que desde 2009 lleva su nombre. Con ese motivo, el Ayuntamiento de Santander, a través de la Concejalía de Dinamización Social, quiso rendirles un sentido homenaje.

Horas antes de que comenzase el show el patio de butacas improvisado se llenaba de fieles a este trío musical. No querían perderse las primeras filas de un espectáculo cargado de sorpresas. La primera que la alcaldesa, Gema Igual, les hiciera entrega de una escultura dedicada del Palacio de La Magdalena. Ellos correspondieron con un ramo de flores para la anfitriona y la concejala del área, Lorena Gutiérrez.

Desde el año 2009 el Auditórium lleva su nombre y no perdonan su actuación en la programación de cada verano.
Desde el año 2009 el Auditórium lleva su nombre y no perdonan su actuación en la programación de cada verano.

Una gran pantalla presidía el arco de piedra histórico por el que tantos artistas han pasado y compartido su talento. A través de ella la organización les sorprendió con mensajes de cariño de compañeros de profesión como Karina, Micky, Nando Agüeros o Miguel Cadavieco, así como amigos, familiares y otros testigos de buenos momentos como el mentalista Anthony Blake o el humorista Julio Tejela.

Versiones en buena compañía

Aunque las emociones también se sucedieron en forma de canciones y en versiones especiales junto a otros nombres muy reconocidos. Los Hermanos Cossío (Nacho, Rafi, Sara y Angélica) cantaron con ellos ‘Cuando fui a Covadonga’ y la popularmente conocida ‘Fuente de Cacho’, bien próxima al recinto. Desde Asturias y sin olvidar el sombrero mexicano viajó Mina Longo, quien ha compartido disco con Los Carabelas dedicado a las rancheras. Sus temas compartidos fueron la emotiva ‘Santander eres novia del Mar’ y ‘Dos tierras, dos amores’.

Los Hermanos Cossío se unieron a la fiesta cantando un par de temas.
Los Hermanos Cossío se unieron a la fiesta cantando un par de temas.

 
Chema Puente también unió su voz al grupo en ‘Pescadores’ y su antológica ‘Santander la marinera’. El repertorio no perdonó ninguno de sus grandes éxitos, mientras se proyectaban imágenes para el recuerdo y vistas aéreas de los paisajes de la bahía santanderina y Cantabria.

Emocionados

Ernesto Alonso es el único miembro histórico que sigue al pie del micrófono,como fundador de esta formación que le llevó por medio mundo, actuando en la cadena de hoteles Hilton, así como en programas de televisión, cuando sólo había un canal y te veían millones y millones de espectadores. Al terminar la actuación no ocultaba su emoción“como está grabado espero verlo tranquilo”, decía. “Ha sido una noche muy bonita, cargada de recuerdos. No ha habido otra igual para nosotros”, reconocía.

El público llenó el patio de butacas, instalándose en los aledaños al recinto.
El público llenó el patio de butacas, instalándose en los aledaños al recinto.

 
Celebrar las bodas de oro musicales era para él “una satisfacción, porque he podido hacer lo que me gustaba. Por suerte, he tenido unos muy buenos compañeros, sino hubiera sido difícil mantenerse”. De entre todas las anécdotas se quedaba con una con nombre propio: Josefa. “Ella venía cada año al Auditórium y nos traía un ‘ramuco’ de flores”. Hace ocho años falleció y en noches tan especiales no puede evitar esa nostalgia de tanto cariño.

Por orden de veteranía, el segundo lugar le corresponde a Cholo Mariño, que suma ya 15 años como un Carabela de pleno derecho. “El resumen es impresionante. Durante muchos años venía aquí a escucharles y me sabía casi todas las canciones”, recordaba. Hasta que un día fue él quien las interpretaba. Se hacía difícil hablar con ellos, porque en todo momento los seguidores les paran para felicitarles, pedir una foto o autógrafo. Él tiene claro que el escenario ahora bautizado como el propio grupo resulta especial. “Es nuestra casa y actuar cada año es lo más grande. La gente nos quiere muchísimo, por ahí es diferente, aquí es ‘la leche’”, comentaba, entre risas.

La asturiana Mina Longo interpretó con el grupo canciones mexicanas que han compartido en un disco juntos.
La asturiana Mina Longo interpretó con el grupo canciones mexicanas que han compartido en un disco juntos.

Orgullo compartido

Tantas sorpresas casi enmudecieron a la última incorporación, Gonzalo González Galván, que lleva ya seis años de travesía cantarina. “Ha sido muy emocionante. Ha habido algún momento que se te ponía una cosilla en la garganta…”, explicaba. Vivió la noche con “orgullo, porque no esperábamos nada de esto. La gente responde muy bien, siempre que venimos al Auditórium es un éxito”. De hecho, anteriormente tuvo ocasión de hacer directos en solitario o con el grupo de country ‘Estrella Unidad’, “pero esto es otra historia, llena más”.

Hay varios cómplices que tienen mucho que contar de esta historia de Los Carabelas, como su productor musical, Ángel Santiago, pendiente de que todo saliera perfecto o el mánager, Manolo Gutiérrez. Él, curiosamente, fue componente del primer grupo de Ernesto Alonso, Los Piedras Blancas, pero la mili y sus ganas de quedarse al otro lado hicieron que se labrara una exitosa carrera profesional como representante de artistas. “Es muy difícil que un grupo tenga un mismo mánager tantos años, pero ha sido posible porque son muy buena gente, reconocía. Es más, su propósito es el de “jubilarse juntos”, porque no piensa abandonarles.

La expectación por la gala era máxima en el histórico Auditórium de Santander.
La expectación por la gala era máxima en el histórico Auditórium de Santander.

 
Y así con todo, con una banda sonora que forma parte de la memoria colectiva terminaron como nosotros empezamos con ‘Un verano en Santander’, porque no hay otro igual. Como ocurre con ellos, porque Los Carabelas son únicos y muy nuestros. ¡Felicidades!

Deja tu comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here