La historia de Barbie

La muñeca supuso una transformación en la industria juguetera por representar a una adulta y con el tiempo por sus múltiples versiones

0
Primeros modelos de Barbie, hoy una auténtica joya para coleccionistas.
Primeros modelos de Barbie, hoy una auténtica joya para coleccionistas.

A finales de los años cincuenta la gran empresa juguetera de EE. UU. Mattel puso a la venta una muñeca muy novedosa: Barbie. ¿En qué se diferenciaba de las existentes? Pues que en vez de representar a una niña… representaba a una adulta. Se dice que estuvo inspirada en la muñeca alemana Bild Lilli. Y la verdad es que si no fue literalmente así, bien pudo serlo: el parecido conceptual de ambas es indiscutible.

La ideóloga de Barbie fue Ruth Handler, esposa de uno de los socios de Mattel. Por tal motivo, al ver convertida en realidad la idea le puso el nombre de su hija (que se llama Bárbara). Y cuando se creó el compañero de plástico de Barbie, eligió el de su hijo: Ken (su hijo se llama Kennet).

Ruth Handler, creadora de la famosa muñeca, que en su origen inspiró su hija Bárbara.
Ruth Handler, creadora de la famosa muñeca, que en su origen inspiró su hija Bárbara.

MODERNA

La moderna Barbie no llegó a España hasta que a finales de la década de los setenta una empresa nacional, Congost, acordó con Mattel fabricarla y comercializarla. Como estaba previsto, el éxito fue rotundo desde el primer momento. La muñeca llamaba la atención por todo: tamaño, originalidad, variedad de complementos, etc. Se mirara desde el punto de vista que se mirara, empresarialmente era un producto genial.

Las niñas les pedían a los Reyes Magos una Barbie, y Melchor, Gaspar y Baltasar se mostraban encantados de complacerlas. Numerosos hogares españoles se llenaron, por tanto, de Barbies. Y cuando apareció en escena el apuesto Ken, de Kens. A diferencia de lo que sucediera antaño con Mariquita Pérez, que tenía un precio inalcanzable para la mayoría de la población, la recién llegada quedaba a mano de la cartera.

Procede destacar que ‘la Barbi’ (así se la denominaba en el lenguaje coloquial) no sólo formó parte de muchas familias, sino que… forma. Continúa, sí, en los escaparates de las jugueterías. Ahora, en plan fashion total. Por su extraordinaria personalidad, determinados personajes son eternos. Ella constituye un ejemplo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Artículo anteriorViviendas únicas en Laredo para Carlos V y su corte
Artículo siguienteCuenta atrás para la boda de Pelayo Díaz
Javier Rodríguez
Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido locutor y presentador de programas en Radio Torrelavega, COPE Cantabria y Punto Radio Santander. Desde sus populares emisiones radiofónicas fue el promotor de los monumentos que el Ayuntamiento de Santander erigió en la ciudad al cantante Jorge Sepúlveda y los payasos 'Hermanos Tonetti'. En televisión ha presentado Informativos y programas de entrevistas en Canal 8 DM TV. Escribe artículos de actualidad y la sección “El Mirador” en El Diario Montañés, periódico líder en ventas y difusión en Cantabria. Ha ofrecido diversas conferencias, imparte el curso “Aprender a hablar en público' y es autor de los libros 'Manual para un espectador de circo', 'La televisión y los españoles', 'Risas y lágrimas. Historia de los payasos españoles', 'La paz, un difícil camino. 8 días con el ejército español en Bosnia-Herzegovina', 'El perfume del alma' y 'Lo que el tiempo se llevó'. Además, es profesor de la asignatura 'Habilidades de Comunicación' en el Centro Universitario CESINE, de Santander.