El santanderino Álvaro Morcillo, un creador polifacético

El joven fotógrafo y diseñador gráfico emprende un nuevo proyecto en el que aunará todas sus pasiones creativas y artísticas

0
El santanderino Álvaro Morcillo Rivas es un artista y emprendedor inquieto.
El santanderino Álvaro Morcillo Rivas es un artista y emprendedor inquieto.

El diseño gráfico y la fotografía son las dos grandes pasiones de Álvaro Morcillo Rivas (Santander, 1990), quien ha logrado hacer de sus aficiones una profesión. Estudió un Grado Medio de Preimpresión en Artes Gráficas, un Grado Superior de Diseño y Maquetación y recientemente se ha graduado en Diseño Gráfico, donde ha terminado de pulir su técnica.

Ha acudido a múltiples cursos de fotografía impartidos por profesionales con larga trayectoria en el sector como Pablo Hojas, Rebeca Saray, Luis San José, Edu Gómez, Jorge Alvariño o Pete Sánchez, mejorando así sus competencias.

Como diseñador ha realizado diversas ilustraciones, muchas de ellas enfocadas al automóvil, uno de sus mayores hobbies, que han sido incluso compartidas por Audi España o WRC (FIA World Rally Championship). Otras le han llevado a rediseñar el logo del piloto Ángel Paniceres y su próximo Kia Rio N5, que estrenará esta temporada. Además, el pasado mayo, el ‘Rallye Festival Trasmiera’ apoyó su proyecto final de grado, en el que presentaba fichas ilustradas de cada piloto acompañadas de una infografía de su trayectoria. Un arduo, pero satisfactorio trabajo que culminó en éxito.

OBJETIVO: DIFERENCIARSE

Álvaro entiende la fotografía como arte. Experimentando con su cámara y objetivos, ha conseguido saber diferenciarse, aprendiendo a defender su estilo. Así, marcas como Kilarny, Wildturtle o Viral Padel le han encargado campañas. Además, ha colaborado con jóvenes diseñadores de Cantabria y ha realizado sesiones con diferentes modelos.

Ahora, con las ideas claras y unos objetivos bien marcados, ha decidido destinar un espacio exclusivo a su profesión, que contará con estudio de diseño, taller de serigrafía y estudio de fotografía, donde podrá desarrollar todas sus habilidades y crear su propia empresa.  Apostará por una marca principal dirigida al diseño gráfico, otra a la fotografía y una última enfocada al mundo del motor. En las cuentas de Instagram @alvaromorcillodesign y @mrcfoto_ comparte todo su trabajo y que hoy también nos acerca en Cantabria DModa.

Imagen del Rallye Festival Trasmiera, en la que aparece el propio creador junto a los pilotos firmando sus diseños.
Imagen del Rallye Festival Trasmiera, en la que aparece el propio creador junto a los pilotos firmando sus diseños.

– Entiendes la fotografía como arte. ¿Qué quiere decir exactamente eso para ti?
– Un buen retrato o una buena imagen pueden ser perfectamente piezas de museo. Más allá de la propia imagen, hay una historia que se esconde detrás de ella y transmite lo que la mirada del fotógrafo ha querido plasmar. En ocasiones se hace una mala publicidad del sector, ya que mucha gente, por tener una cámara réflex, se cree con derecho a hacer un abuso excesivo con las modelos y es un ámbito del que huyo al completo. Hoy en día, con tantos casos de fotógrafos reconocidos denunciados, se ensucia la imagen de los fotógrafos serios y se pierde la confianza.


“Más allá de la propia imagen hay una historia”


 

– ¿Crees que es un talento innato o que se aprende?
– La mirada del fotógrafo se tiene, pero la técnica no. Por eso es necesario formarse y ganar experiencia, es la mejor base para que tu trabajo vaya evolucionando y reconocer cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Así se logra saber el tipo de fotografía que mejor se te da y puedes potenciarlo. Las ganas por hacer la cosas bien y profesionalmente van en cada uno y esa devoción se ve luego en el trabajo que realiza.

– ¿Cómo has aprendido este arte fotográfico?
– Gracias a diferentes cursos que he realizado con fotógrafos de Cantabria como Pablo Hojas. También asistí a Polientes Foto y aprendo contaminándome mucho y viendo trabajos de otros fotógrafos para saber hasta qué cotas poder aspirar. Me ha gustado desde pequeño, empezando con la fotografía de naturaleza y paisaje, pero evolucionando en el tiempo hasta crear un estilo propio.

Una de las imágenes más especiales para el joven fotógrafo realizada en exterior.
Una de las imágenes más especiales para el joven fotógrafo realizada en exterior.

– Has acudido a varios cursos con fotógrafos reconocidos, ¿cómo fueron esas experiencias?
– Muy buenas, porque estás en un ambiente que tiene que ver con la fotografía. Entablas charlas espontáneas sobre diferentes ámbitos y acabas aprendiendo cosas nuevas. También, la exigencia con la que se plantean ‘encargos’ y tú eres quien toma decisiones. Para ello hay que ver lo que otros fotógrafos han realizado con tus mismas directrices. Ayudar a tener ideas para el futuro, ya sea de encuadre, iluminación, etcétera. Una buena foto se te queda guardada en la mente.


“Las primeras fotos no suelen ser las mejores, pero sirven para desengrasar”


 

– ¿Consideras que a través del objetivo hay que captar el momento real o que, sin embargo, se puede alterar para crear nuevas realidades como hace, por ejemplo, Eugenio Recuenco?
– La fotografía tiene ese carácter especial de poder interferir en la realidad o plasmar ese momento mágico que se crea. Jugar a componer requiere de un trabajo previo de preparación y tener claro lo que se quiere enseñar. En otras ocasiones es fruto de la improvisación.

– ¿Cómo prepararas una fotografía? ¿Realizas bocetos o planes previos? Y, ¿cuáles son tus premisas para conseguir una buena fotografía?
– Me gusta ver las localizaciones y ver qué posibilidades ofrece ese lugar: que haya versatilidad en los fondos. Suelo tener fotos ya pensadas en la cabeza y luego salen otras esporádicamente. Por experiencia, las primeras fotos no suelen ser las mejores, pero sirven para desengrasar y generar confianza entre el fotógrafo y la modelo. En el momento que todo fluye y se quita la frialdad, es el mejor momento para las instantáneas.

Fotografía con paisaje y modelo de Álvaro Morcillo Rivas.
Fotografía con paisaje y modelo de Álvaro Morcillo Rivas.

– ¿Fotografía en estudio o en exterior?
– Principalmente, todo lo que hago es en la calle trabajando con las diferentes luces que ofrece el día. Me siento más cómodo en lugares más apartados y sin mucha gente alrededor para que no sea una atracción la sesión, ya que al final hace que no estés a gusto. En estudio he hecho cursos y, sobre todo, he realizado sesiones para marcas de ropa. Ahora he alquilado un lugar para poder trabajar y realizar pruebas de iluminación.

– ¿Qué género fotográfico es el que más te inspira?
– Veo de todo y hay géneros que igual no encajan con lo que realizo, pero me sirven de inspiración. Me gustan las luces cálidas y los paisajes naturales, aunque la arquitectura de la ciudad da mucho juego. Podría decir que retrato, foto de estudio o paisajes.


“Estoy a favor de la edición siempre y cuando se respeten ciertos cánones”


 

– ¿Qué opinas de la edición fotográfica?
– Una buena foto no debería editarse, pero me he dado cuenta que todos los fotógrafos retocan, aunque sean unos leves ajustes. Una buena edición hace que la foto sea mucho más potente. Yo no suelo trabajar con flash externo y con la edición saco elementos que no se pueden destacar. Estoy a favor de la edición siempre y cuando se respeten ciertos cánones.

– ¿Consideras que actualmente se están haciendo cosas interesantes en fotografía?
– A la vez que evoluciona la tecnología, la creatividad de los artistas se va reinventando. Todos los días ves cosas diferentes y atractivas en distintos soportes y eso es bueno para potenciar el sector.

Fotografía de una de sus sesiones de moda.
Fotografía de una de sus sesiones de moda.

– ¿Puedes entender la fotografía como hobby y trabajo a la vez?
– Desde pequeño para mí la fotografía ha sido un hobby, pero con el paso del tiempo se está convirtiendo en mi trabajo profesional, junto al diseño gráfico. Además, se complementan muy bien. Muchas veces tienes que ceñirte al ‘briefing’ y en otras eres tú el que decide qué hacer.

– Siendo fotógrafo y diseñador gráfico, ¿querrías tener un trabajo en el que pudieras combinar ambas profesiones o, por el contrario, preferirías cada una individualmente? ¿Por qué?
– Estoy en proceso de crear mi propia marca ramificada en diferentes campos, pero siendo una la principal que unifique a todas. Se puede tener una marca principal y unas ‘submarcas’ asociadas a tu negocio, dando así un mayor abanico de posibilidades al cliente.


“Mi referente fotográfico siempre ha sido Pablo Hojas”


 

– ¿Quiénes son tus referentes y cómo han influido en ti?
– Mi referente siempre ha sido Pablo Hojas, con el que he tenido la suerte de poder realizar varios cursos. También, en el mundo del paisaje, he seguido a José B. Ruiz y gracias a él he sabido plasmar en mis fotografías esa luz que transmite la naturaleza. Asimismo, he admirado la trayectoria de varios profesores en la carrera como Manu Arregui o Raúl Hevia.

Fotografía de las infografías diseñadas por Álvaro Morcillo Rivas para el Rally Festival Trasmiera, en concreto la del piloto Juha Kankkunen.
Fotografía de las infografías diseñadas por Álvaro Morcillo Rivas para el Rally Festival Trasmiera, en concreto la del piloto Juha Kankkunen.

– En cuanto al diseño gráfico, ¿por qué lo has estudiado? ¿Qué es lo que más te gusta de él?
– Cuando estaba en el instituto decidí qué era mejor para mi formación académica, si centrarme solo en la fotografía o ampliar el campo hacia el mundo del diseño. Por eso, empecé el Grado Medio de Preimpresión en Artes Gráficas en La Albericia, seguí con el Grado Superior de Diseño y Maquetación y, por último, durante estos 4 años atrás, la carrera de Diseño Gráfico. Me gusta toda la variedad que comprende y las posibilidades que ofrece para poder formarse y dar un servicio a clientes.

– Y en ese último ámbito, ¿hacia dónde te gustaría inclinarte?
– Ahora que quiero formar mi propia empresa. Tengo que poner en valor mis mejores habilidades y potenciarlas, ya que al ser un campo tan grande he de definir mis puntos fuertes. La marca principal será de diseño gráfico, ofreciendo servicios de todo tipo: imagen de marca de empresas, ilustraciones, etcétera. Otra parte se encargará del mundo de la fotografía, dividida en dos partes: fotografía de moda y todo lo que le rodea y fotografía de arquitectura. Por último, tendré una empresa que se centrará en el mundo del motor, potenciando las ilustraciones por encargo, pero también rotulaciones y servicios para equipos de competición.

– ¿Existen en Cantabria facilidades para poder desarrollarte como fotógrafo y diseñador gráfico? ¿Qué habría que implementarse y/o modificar?
– Se ofrecen diferentes eventos para poder relacionarte con distintos artistas que sirven para conocer diversos métodos de profesiones de tu sector. Quizás daría más facilidades para la exposición de trabajos de jóvenes artistas.


“Cantabria necesita dar más facilidades para la exposición de trabajos de jóvenes artistas”


 

– ¿Qué opinas del uso de las redes sociales para la divulgación?
–Me parece una buena forma de divulgar tu trabajo de una manera sencilla y cómoda y, además, puedes llegar a tu público potencial y a tu clientela más rápido sin necesidad de tener una página web.

Fotografía en exterior de Álvaro Morcillo Rivas.
Fotografía en exterior de Álvaro Morcillo Rivas.

– Y háblanos de tu nuevo estudio, ¿qué expectativas tienes? ¿Es necesario tener un espacio de trabajo así? ¿Qué ventajas y/o desventajas conlleva?
– Como ‘freelance’ tienes varias opciones, pero desde casa no llegas a desconectar de tu vida cotidiana, por eso el apoyo de un estudio es muy importante para tu concentración en el trabajo. Sentirte cómodo y con mayor espacio, creando el ambiente perfecto para tu estancia y disponiendo de las herramientas necesarias para su desarrollo, no requiere de una gran inversión inicial. El tiempo dirá en qué debes invertir más.

– Para terminar… ¿qué sueño te gustaría alcanzar?
–Me gustaría poder alcanzar los objetivos que me marco; eso ya sería un éxito porque realmente estoy trabajando en lo que me gusta y para lo que me he formado durante tanto tiempo.